Hoteles seguros: claves para la vuelta a los viajes de negocios

2020-07-13 09:00

BCD Travel Research & Innovation publica un estudio sobre las claves de la nueva normalidad en los alojamientos para viajes de negocios

Contar con hoteles seguros es una premisa clave para que los viajeros de negocios retomen su actividad. Para dar al personal de las empresas la confianza necesaria para reanudar los viajes de negocios, proveedores, reguladores y otras organizaciones ya están implementando a día de hoy diversas medidas para garantizar una experiencia de viaje segura con el menor riesgo posible de exposición a la COVID-19.

BCD Travel Research & Innovation ha realizado un estudio que aborda los aspectos fundamentales de seguridad e higiene en los hoteles para retomar los viajes de negocios seguros.

Hoteles seguros: lo que buscan los viajeros de negocios

Muchos aspectos de la estancia en un hotel pueden no volver a ser como eran antes de la pandemia. Algunos de los cambios que los hoteles están haciendo serán temporales, simplemente para alentar a los huéspedes a regresar, o pueden evolucionar a medida que la pandemia sigue su curso; otros pueden convertirse en características permanentes de una estancia hotelera. 

El informe elaborado por BCD travel detalla los cambios ya introducidos y algunos que están en camino, e incluso vaticina algunos de los más innovadores enfoques que los hoteles para viajeros de negocios pueden adoptar para proteger a los huéspedes y empleados frente a la COVID-19.

Para garantizar que puedan reanudar sus viajes de forma segura, los viajeros de negocios creen que los hoteles deben priorizar la limpieza frecuente y mejorada. También valoran como acción importante que los hoteles introduzcan medidas para reducir los riesgos de transmisión y las interacciones cara a cara. Éstas incluyen el check-in sin contacto y la entrada a la habitación, el uso obligatorio de mascarillas y el distanciamiento social.

Las medidas en los hoteles que los viajeros de negocios consideran más importantes para garantizar un viaje seguro son las siguientes, por orden de importancia:
 

  • Limpieza frecuente y mejorada.
  • Check-in online y clave digital para acceso a la habitación.
  • Uso obligatorio de mascarillas.
  • Distanciamiento social.
  • Comprobación de la temperatura de los huéspedes.
  • Comidas empaquetadas.
  • Cierre de zonas comunes.
  • Asistencia sanitaria 24/7.
  • Servicio de habitaciones con robots.

Una experiencia más limpia

Un compromiso de marca con la limpieza. La COVID-19 ha impulsado la salud y la seguridad a la cima de las prioridades, por ello las empresas hoteleras han estado trabajando desde su irrupción en definir, desarrollar, promover y asumir protocolos de limpieza más eficaces para conseguir que sus instalaciones estén tan higiénicas y ‘atractivas’ como sea posible.

Los viajeros priorizan cada vez más la higiene al seleccionar y reservar un alojamiento. Según una encuesta de Procter & Gamble, el 57 % de los viajeros espera que los hoteles sean más transparentes sobre sus esfuerzos para mantener a los huéspedes seguros y las habitaciones limpias.

Los hoteles han respondido poniendo la limpieza y la higiene en el centro de su propuesta de valor, en muchos casos creando programas de higiene ‘con marca’, tales como Accor’s ALLSafe, Hilton’s CleanStay, el Consejo de Limpieza de Marriott e IHG’s Clean Promise. Esto puede traducirse en una ventaja competitiva.

Si echamos un vistazo a qué está ocurriendo en China,  Michael Henssler, director de operaciones de Kempinski Hotels, Asia, afirma que «la gente aquí ya no busca el mejor hotel, la mejor cena o el precio más bajo, pero sí busca la experiencia más segura».
 
A medida que desarrollan sus iniciativas de higiene, los hoteles quieren tranquilizar a los huéspedes al detallar los pasos que están tomando para garantizar una experiencia segura e higiénica. De hecho, conforme fueron abriendo los hoteles en China, para generar confianza en su programa de limpieza, la cadena Wyndham publicó su calendario de limpieza en el servicio de redes sociales Weibo. También compartió videos e imágenes para tranquilizar a los huéspedes.

Muchas cadenas se han asociado con especialistas en higiene como Diversey, Ecolab y Reckitt Benckiser. Esto es importante, ya que Procter & Gamble señala que el 70 % de los viajeros tienen más probabilidades de quedarse en un hotel que utiliza un producto de limpieza conocido y de confianza.

Algunas cadenas hoteleras incluso han creado páginas web dedicadas a sus esfuerzos de higiene y seguridad, para que los huéspedes puedan encontrar todo lo que necesitan saber en un sólo lugar.

Qué programas de higiene suelen incluir

Las iniciativas de higiene de los hoteles tienen muchas características comunes, que típicamente incluyen:
 
  • Limpieza más frecuente y profunda con uso de desinfectantes hospitalarios.
  • Desinfectante de manos y toallitas disponibles en todo el hotel, concretamente en áreas de alto tráfico.
  • Personal que usa equipo de protección personal (no es un requisito frecuente para los huéspedes en sí pero esto puede cambiar a medida que los números de rebrotes aumenten o si lo requieren las regulaciones locales).
  • Señalización que recuerda el distanciamiento social y la higiene personal.

Estos protocolos no son estáticos. Cambiarán a medida que la situación de la COVID-19 evolucione y la demanda también. Y lo harán para mejor, pues los hoteles continúan invirtiendo en medidas de higiene. Por ejemplo, Hilton y Marriott pueden llegar a introducir pulverizadores electrostáticos para dispersar desinfectante en las áreas más amplias. Otras cadenas están estudiando el uso de luz ultravioleta para destruir el coronavirus. De esta forma, los hoteles quieren que los huéspedes sepan que están haciendo todo lo posible para mantener los más altos estándares de higiene. En cualquier caso, al realizar una reserva y antes del viaje es recomendable consultar no sólo las medidas implementadas por la cadena, sino por el hotel en concreto.

Además de adoptar el enfoque de máxima higiene y limpieza, muchas cadenas han introducido (o están publicitando) características más específicas de sus programas, que pueden diferenciarlos de sus competidores como, por ejemplo, designar a un responsable concreto para garantizar la implementación y el cumplimiento de las medidas de higiene: Four Seasons Hotels & Resorts ha designado un responsable de higiene en cada hotel; Hoteles de Anantara, Resorts & Spas ha actuado de manera similar.

Los sistemas de calefacción, ventilación y aire acondicionado (HVAC) son otros aspectos donde algunas cadenas se han centrado en su respuesta frente a la COVID-19. Durante el apogeo de la pandemia, los hoteles en China apagaron los sistemas centrales de climatización para reducir la propagación del virus. Durante los meses de verano, tal enfoque podría hacer que la temperatura en las habitaciones sea insoportable, sobre todo porque pocos hoteles modernos ofrecen ventanas que se abren. Por este motivo, Four Seasons ha introducido una desinfección mejorada y purificación de sus sistemas HVAC, mientras que Anantara está actualizando la filtración de aire HVAC.

Certificación de limpieza e higiene

Los viajeros de negocios deben estar seguros de que los hoteles están comprometidos con una mejora de sus niveles de seguridad e higiene. 

Los viajeros de negocios pueden desempeñar un papel clave al dar feedback a sus travel managers sobre su experiencia y las medidas de higiene que observan durante su estancia en un hotel concreto. Esta información podría ayudar a futuras elecciones de hotel de otros viajeros corporativos, quienes necesitan estar en hoteles con medidas de seguridad mejoradas y compromisos de higiene.

Para evitar un enfoque fragmentado de la higiene, la estadounidense Hotel & Lodging Association (AHLA) es la líder en el establecimiento de un conjunto de estándares a nivel nacional al que se han adherido hasta 17 cadenas hoteleras. Esto podría sentar las bases para un acuerdo global de normas de higiene en hoteles.

El Consejo Mundial de Viajes y Turismo (WTTC), que representa a las empresas privadas que operan en viajes y turismo, ya está ofreciendo protocolos globales para garantizar la seguridad del hotel a los huéspedes y al personal.

Para recuperar la confianza del consumidor, con el apoyo de la OMT y en base a las directrices de la OMS, se ha desarrollado un sello de «viajes seguros» para que los hoteles cumplan con los requisitos de seguridad e higiene. Hilton, IHG, Marriott, Radisson y Wyndham se encuentran entre las cadenas hoteleras que han contribuido al desarrollo de este sello. Y concretamente WTTC divide sus protocolos en cuatro pilares:
 
  • Preparación operativa y del personal: si fuera necesario, obtener una licencia de reapertura; capacitar al personal; crear un plan de prevención COVID-19; ofrecer tecnologías sin contacto; evaluar las innovaciones en limpieza, incluida la pulverización electrostática, luz ultravioleta y filtración de aire a base de EPA (validada por organismos expertos y gobiernos).
  • Garantizar una experiencia segura: limpieza y desinfección mejorada y más frecuente; información del huésped y distanciamiento social; seguridad e higiene alimentaria mejorada en restaurantes.
  • Reconstruir la confianza: con comunicación clara, consistente y mejorada sobre las nuevas medidas de salud e higiene, los nuevos protocolos de seguridad; la nueva señalización que informa a los huéspedes para conseguir el distanciamiento social.
  • Implementación de políticas activadoras: los hoteles han solicitado a los gobiernos trabajar en colaboración con ellos para apoyar la recuperación de la industria.

Donde no hay un esquema de higiene formal

A las cadenas más pequeñas y a los hoteles independientes les resultará difícil crear y promover sus propios protocolos de higiene, especialmente con un aval de terceros. A menos que ellos también puedan adoptar tales medidas y anunciar su adopción, convencer a los huéspedes puede resultarles un objetivo muy difícil de conseguir solos.

Sin embargo, los organismos gubernamentales y las autoridades de turismo sí pueden proporcionar tranquilidad a los viajeros que se hospeden en hoteles no afiliados a una cadena. Los organismos oficiales pueden confirmar que la limpieza del hotel ha alcanzado ciertos estándares establecidos de forma independiente.

Las sanciones que los hoteles podrían afrontar por el incumplimiento de los requisitos establecidos por los gobiernos pueden incentivarlos a apuntar alto en sus normas de higiene.

La Secretaría de Estado de Turismo de España ha publicado doce guías detallando nuevas especificaciones técnicas para la reapertura segura de la industria turística del país. Éstas contienen instrucciones y recomendaciones de servicio, limpieza y desinfección, mantenimiento y gestión de riesgos para diferentes opciones turísticas, incluidos hoteles y apartamentos turísticos.

Otros destinos han implementado esquemas similares. En Israel, el Ministerio de Turismo y el Ministerio de Salud han descrito un nuevo Purple Standard. Sus protocolos incluyen reglas universales para reducir infecciones, limpieza y desinfección y pautas de operación, incluyendo controles de temperatura, pantallas protectoras y señalización clara. También hay procedimientos establecidos por ciudades. En Ginebra, Suiza, los hoteles que cumplen con reglas de distanciamiento social y con estrictas pautas de salud y seguridad, puede mostrar un logotipo «limpio y seguro» respaldado por el organismo de Turismo de Ginebra y de Turismo de Suiza. La Oficina de Turismo de Portugal ha lanzado una plataforma oficial donde los viajeros pueden buscar establecimientos adheridos al programa Clean & Safe.

Además, los viajeros pueden calificar el cumplimiento del protocolo de seguridad e higiene por parte de los hoteles. En Abu Dhabi, los hoteles sólo pueden reabrir tras recibir la certificación Go Safe del Departamento de Cultura y Turismo. En el Reino Unido, el sello We are good to go permite a los hoteles demostrar que cumplen las recomendaciones de salud pública del Gobierno.
 
Además de verificar qué protocolos de seguridad e higiene un hotel está implementando, los viajeros también deben conocer y cumplir la normativa vigente en su destino

Un precio a pagar por la higiene

Los hoteles ven la inversión adicional que ahora están haciendo en limpieza e higiene como una necesidad para atraer huéspedes y satisfacer los requisitos reglamentarios. Esto inevitablemente aumentará los costes operativos en un momento en que muchos hoteles están luchando por su supervivencia financiera. La plataforma de operaciones del hotel Optii Solutions estima que los costes de limpieza de habitaciones sólo aumentarán en un 7 %. Inicialmente, los hoteles pueden ser reacios a trasladar esto a los huéspedes a través de precios más elevados, por temer que dicha medida debilitase aún más la demanda. También pueden compensar algunos de los costes extras cobrando por nuevos servicios auxiliares ofrecidos en respuesta a la COVID-19.

Cuando la demanda se haya recuperado lo suficiente, los hoteles pueden estar tentados a recuperar algunos de los costes adicionales de las nuevas medidas de higiene introduciendo un suplemento de limpieza en el precio de la habitación básica. Los travel managers deben estar atentos a este coste adicional. 

Los hoteles también pueden optar por cobrar una prima adicional por las habitaciones ubicadas en los pisos inferiores a las que los huéspedes pueden acceder sin la necesidad de usar un ascensor. Los miembros del programa de fidelización, que pueden usar la app del hotel para seleccionar una habitación, pueden tener preferencia en la reserva de este tipo de habitaciones.

El desafío de la higiene para el alojamiento alternativo

La mayoría de los propietarios de alojamientos alternativos, como los anfitriones de Airbnb, no pueden recurrir a los mismos recursos que las cadenas hoteleras. Los huéspedes deben confiar en que el propietario se habrá asegurado de la correcta limpieza de las instalaciones para reducir los riesgos de contaminación por COVID-19 de los huéspedes anteriores.

Airbnb ha respondido a COVID-19 con un protocolo estandarizado para la limpieza y desinfección, utilizando la orientación de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de EE. UU. Los anfitriones de Airbnb pueden participar en un programa de aprendizaje y certificación, que incluye información sobre prevención frente a la COVID-19 y desinfectantes aprobados. Airbnb recomienda que los anfitriones esperen 24 horas antes de ingresar a una propiedad después de la partida de un huésped. Además, Airbnb impide que un alojamiento se pueda reservar en las 72 horas siguientes a su último hospedaje.

Una experiencia cada vez más sin contacto

Los viajeros pueden esperar que el personal use equipos de protección personal (EPI) durante su alojamiento en un hotel, así como pantallas transparentes de separación en los puntos donde sea necesaria la interacción cara a cara.

Aun así, los hoteles cada vez más se dirigen a ofrecer una experiencia sin contacto, ya que intentan minimizar el número de puntos de contacto e interacciones cara a cara entre los huéspedes y el personal. 

La experiencia del servicio también cambiará. Los hoteles se han dado cuenta de que la salud de los huéspedes será su prioridad durante los próximos 18-24 meses. Por mucho que intenten mantener los puntos de contacto limpios e higiénicos, pueden proteger mejor a sus huéspedes haciendo la transición a una experiencia contactless completa desde la llegada hasta la entrada en la habitación.

Para que esto funcione, antes de llegar, los huéspedes necesitarán disponer de una identidad digital que permita transacciones. Podría ser una tarjeta digital vinculada al reconocimiento facial. Esta experiencia puede ser altamente segura si se utiliza tecnología 3D para identificar a un viajero incluso con la mascarilla puesta. Para ello, bastaría con que el huésped se hiciese un selfie con su móvil y asociarse éste con a su tarjeta de crédito y a una forma de identificación. A su llegada al hotel, los invitados entrarían por una cabina para hacerse una foto, automatizando todo el proceso de check-in.

Las cámaras de todo el hotel podrían también verificar la identidad de todos los huéspedes, permitiendo el acceso a ascensores, pisos y habitaciones, sin la necesidad de tocar ninguna superficie. La tecnología necesaria para ello ya existe y podría ser adoptada por los hoteles. Además, las apps de los hoteles pueden ayudar en la batalla contra la COVID-19 ofreciendo la posibilidad del check-in sin contacto.

Aplicaciones de hotel: más que registrarse

Algunas de las cadenas más grandes, incluidas Hilton y Marriott, ya ofrecen el check-in a través de su aplicación móvil. Donde esto no esté disponible, los viajeros de negocios deben confiar en los hoteles están llevando a cabo protocolos de protección personal y distanciamiento social en el registro físico.

Las apps de hotel pueden hacer más en la batalla contra COVID-19 que sólo ofrecer el registro sin contacto. También pueden proporcionar acceso al ascensor o la habitación, o utilizarse para solicitar el servicio de habitaciones. Algunas incluso, como la aplicación de Four Seasons, incluyen una función de chat brindando a los huéspedes interacciones sin contacto en tiempo real con el personal del hotel.

Si se dispone de información biométrica, usando tecnologías de reconocimiento facial, las aplicaciones de hotel incluso podrían usarse para pagar por la habitación o los servicios utilizados por los huéspedes durante su estancia.

Los robots pueden ayudar

Los robots pueden ayudar a reducir la interacción cara a cara entre los huéspedes y el personal del hotel. Los esfuerzos para proteger a los huéspedes y al personal frente a la COVID-19 pueden impulsar la adopción de soluciones robóticas por parte de los hoteles.

Las innovaciones ante las que han podido ser reticentes los viajeros corporativos en su adopción, ahora puede que sean aceptadas por necesidad. Cuando la pandemia estaba en su mayor efervescencia en Japón, los robots ya se estaban utilizando en los hoteles para poner en cuarentena a pacientes con síntomas leves de COVID-19. Varios hoteles de Tokio protegieron a su personal al utilizar robots Pepper y usar máscaras protectoras para recibir a los pacientes. En otros lugares, los robots estuvieron limpiando áreas donde había riesgos más altos para la salud.

La compañía danesa UVD Robots informa de un creciente interés por parte de los hoteles que buscan desplegar sus robots emisores de luz ultravioleta para desinfectar las habitaciones de forma autónoma y matar el coronavirus. Si bien la limpieza es claramente una función invaluable, los robots pueden hacer mucho más para mejorar la salud y seguridad de los huéspedes, en gran medida reduciendo la frecuencia de sus interacciones con el personal del hotel. Los viajeros pueden esperar que los robots los escolten a sus habitaciones, ofrecer servicios a la habitación y brindar asistencia de conserjería.

Los robots también pueden ser un generador de ingresos, especialmente cuando se usan para ofrecer nuevos servicios y comodidades en respuesta a la COVID-19, como la mayor demanda de servicio a la habitación. 

La tecnología reduce el riesgo

La plataforma de viajes propiedad de Alibaba Fliggy ha abierto un hotel mostrando un futuro donde la tecnología ofrece una menor experiencia de riesgo al huésped: los huéspedes alojados en el Hotel FlyZoo en Hangzhou pueden reservar y seleccionar su habitación a través de una aplicación móvil, pueden registrarse utilizando la aplicación y usar el reconocimiento facial para acceder a los ascensores y a sus habitaciones. El servicio de restauración es llevado a cabo por robots que llevan la comida a las habitaciones y a las mesas de los restaurantes.

Un cambio en la experiencia del huésped

Los servicios sin contacto pueden reducir las posibilidades de contacto, pero hay muchos otros aspectos de la experiencia en el hotel donde se requerirán otras medidas.

La señalización y los marcadores de suelo ayudarán a los huéspedes a mantener la distancia social cuando hagan cola para registrarse, almuercen/cenen y entren en el ascensor. Algunos hoteles tienen ocupación limitada para proporcionar espacio adicional entre los huéspedes. Los hoteles también están creando espacio extra mediante la reconfiguración de vestíbulos y otras zonas comunes quitando muebles u otras instalaciones. Por ello, los viajeros deben verificar la disponibilidad de instalaciones con el hotel antes de viajar.

Las habitaciones pierden algunas comodidades

Los hoteles están haciendo algunos cambios en las comodidades de las habitaciones en respuesta a la COVID-19. Mientras que algunos están proporcionando kits de bienestar en cada habitación, que generalmente contienen mascarillas, gel desinfectante para manos y toallitas, otros están eliminando servicios como té / café, contenido del minibar, papelería, despertadores, etc.

Las habitaciones pueden quedar en cuarentena entre ocupantes, a menudo hasta 48 horas. Esto reducirá la disponibilidad de habitaciones a medida que aumente la demanda. Los viajeros corporativos deben solicitar información sobre cuándo fue limpiada la habitación y ‘sellada’.

El acceso a las instalaciones del hotel variará

Algunos hoteles han cerrado temporalmente las instalaciones comunes, incluyendo gimnasios, spas y piscinas. Otros estiman que es suficiente con las medidas adoptadas de limpieza mejorada y distanciamiento social, pero puede que sus instalaciones estén abiertas con un aforo limitado, y por tanto puede ser necesario reservar con antelación, por ejemplo, el acceso al gimnasio. 

Hay una gran variación en lo que puede estar disponible o no y puede estar limitado por las regulaciones locales. Por ello, los viajeros de negocios deben verificar la disponibilidad de instalaciones con el hotel antes de viajar.

Una experiencia gastronómica diferente

Los viajeros corporativos verán un cambio significativo en las opciones de restauración de los hoteles. Muchos viajeros optarán por el servicio de habitaciones en lugar de arriesgarse a mezclarse con otros viajeros en el comedor. Incluso esta experiencia puede ser diferente, con el servicio de minibar suspendido en algunos hoteles y un menú de servicio de habitaciones reducido en oferta. La comida también se puede dejar fuera de la habitación en lugar de entregarse con contacto; o incluso podría ser entregada por un robot, tal y como hemos comentado anteriormente.

Como el distanciamiento social requiere un aforo limitado, los huéspedes que elijan cenar en el restaurante del hotel pueden necesitar reservar con antelación para garantizarse una mesa. Tal vez tengan que utilizar la aplicación del hotel para ello, a través de la cual se le podría informar cuando la mesa está lista y evitar así interacciones innecesarias. Reservar una mesa es aún más importante ya que las opciones gastronómicas fuera del hotel pueden estar igualmente restringidas. 

Algunos de los cambios que los viajeros de negocios pueden esperar en el restaurante del hotel: 
 
  • Tanto el personal de cara al público como el de cocina llevará mascarilla. Algunos restaurantes pueden exigir a los huéspedes utilizar mascarilla para caminar de la mesa al baño, etc.
  • Los buffets y otras opciones de autoservicio funcionarán con estricto distanciamiento social y será el personal del hotel quien sirva la comida.
  • Los restaurantes se reconfigurarán con menos mesas para acomodar el distanciamiento social o los hoteles simplemente pueden limitar números de clientes.
  • Los menús serán de un solo uso o se reemplazarán por un código bidi para consultar el menú online.
  • Las mesas serán desinfectadas tras su uso por cada cliente y se utilizarán cubiertos empaquetados o desechables. Además, habrá desinfectante de manos disponible en la entrada al restaurante o en las mesas.

Cuidar el bienestar de los huéspedes

La mejor defensa que puede tomar un hotel es evitar que alguien infectado con COVID-19 ingrese en su propiedad. Los viajeros de negocios pueden tener que pasar un control de temperatura antes de ser admitidos en el hotel. Esto puede hacerse discretamente si se instalan escáneres térmicos en los marcos de las puertas. Algunos hoteles también pueden exigir a los huéspedes que presenten certificados o declaraciones de salud.

En China, los huéspedes deben presentar un código QR satisfactorio en la aplicación gubernamental COVID-19 a su llegada al hotel. Shangri-La Hotels realiza controles de temperatura en todos puntos de entrada claves. Todos los viajeros recién llegados deben completar formularios de declaración de salud y de los viajes que han realizado. El equipaje que llega se desinfecta. Accor incluye medidas similares en programa ALLSAFE de seguridad e higiene. Los controles de temperatura son obligatorios para todos los huéspedes que desean alojarse en una propiedad de Taj, Vivanta, SeleQtions y Ginger operadas por Indian Hotels Company Limited (IHCL).

Equipo de protección personal para todos

La mayoría del personal del hotel llevará algún tipo de equipo de protección personal. Pero algunos hoteles insisten en ello para los viajeros también. Todas las propiedades de MGM Resorts en los EE. UU. requieren que todos los huéspedes y visitantes usen mascarillas dentro de los espacios públicos, excepto al comer y beber. Es importante que los viajeros revisen las reglas de cada hotel antes de llegar para evitar una situación incómoda.

Ante un huésped que caiga enfermo, cada hotel puede abordar esta situación de manera diferente para cumplir con las reglas de las autoridades locales de salud. La guía que Marriott ha emitido a sus hoteles proporciona un ejemplo útil de cómo pueden responder para proteger y tranquilizar a los huéspedes ante un caso sospechoso de COVID-19:
 
  • Si un invitado comienza a sentirse enfermo, se le alentará a contactar a las autoridades sanitarias locales.
  • Se implementarán los protocolos apropiados de cuarentena y limpieza.
  • Incluso si sólo se sospecha que puede ser un caso de COVID-19, la habitación no estará disponible de nuevo hasta que haya sido debidamente desinfectada.

En definitiva, para que los hoteles den a los huéspedes la confianza de volver alojarse en ellos su prioridad número uno debe ser asegurar su salud y seguridad. Mientras se mejoran los protocolos de higiene y ajustan otros procesos para proteger tanto a huéspedes como a empleados, los hoteles deberán hacer todo lo posible para brindar los servicios y la experiencia que los huéspedes esperan.  

Si deseas saber más sobre la reactivación de los viajes de negocios, no dudes en consultar a tu equipo de expertos BCD travel habitual, quienes podrán informarte de todas las soluciones del programa BCD Security.
 
 
hoteles seguros bcd travel