Diez imprescindibles en la maleta de un viajero de negocios

2018-10-31 13:13

Artículos necesarios para afrontar un viaje empresarial sin perder el control ante los imprevistos.

Los viajes de negocio implican cumplir una serie de obligaciones para llegar a determinados objetivos marcados por la empresa o por el propio viajante. Por eso existen una serie de artículos imprescindibles, que cualquier trabajador debe tener en cuenta antes de embarcarse en un business travel.

 

1.  Memoria USB o disco duro:
Puede parecer superfluo, sin embargo, una memoria externa puede salvar una jornada de reuniones, encuentros y networking. En muchas ocasiones es necesario compartir documentos o archivos y en caso de no disponer de red de internet estos pequeños artículos pueden guardar cualquier archivo que sea necesario. ¡OJO! Los discos duros se adaptan al sistema operativo del ordenador con el que habitualmente se utilizan, por lo que es necesario comprobar si esa memoria está configurada para Mac o Windows ya que de lo contrario el ordenador no abrirá la memoria externa por incompatibilidad de sistemas, por eso, lo mejor es contar con un pendrive de gran capacidad.

 

2.  Tarjetas de presentación:
Las tarjetas de presentación permiten organizar y tener siempre a mano un contacto, el cliente potencial o las oportunidades de networking pueden estar en cualquier lugar, por lo que es necesario llevar siempre una buena cantidad de tarjetas de presentación en los viajes de negocios. Además, si conoces un contacto con el que tienes claro que deseas mantener relación, a parte de añadir su contacto en tu smartphone, asegúrate de que esta persona guarda tu número en el suyo.

 

3.  Adaptador universal:
Llegar a un destino y no poder cargar un dispositivo electrónico en el momento que se necesite puede suponer casi el mismísimo apoteosis. Por eso, además de asegurar que todos los cargadores están en la maleta, es necesario llevar un adaptador universal para no perder la cabeza y tiempo pensando dónde cargar los dispositivos.

 

4.  No a los “por si acaso”:
Éstos son los grandes enemigos del viajero de negocio, por eso planear looks intercambiables y que puedan ser reutilizados a lo largo del viaje puede suponer la diferencia entre poder o no llevar otras cosas más necesarias en la maleta. Sin embargo, el chubasquero para viajar a Londres en abril no es negociable, revisar la meteorología del destino permitirá al viajero ir un paso por delante.

 

5.  Medicamentos:
Un leve constipado puede aparecer en cualquier momento y si el objetivo es hacer negocios, los pañuelos no son buena compañía, a no ser que el objetivo de la empresa sea vender esos pañuelos a otras compañías. En ese caso, mejor llevar los pañuelos.
 

6.  Planea y vencerás:
Llevar el horario de reuniones, visitas o eventos es absolutamente necesario, pero lo más recomendable es llevarlo escrito. En el caso de llevarlo en el teléfono móvil debería estar disponible sin conexión, pero la batería puede jugar malas pasadas a cualquiera, aquí una libreta nunca fallará.

 

7.  Batería portátil:
Las jornadas en los viajes de negocios pueden ser verdaderamente largas y los dispositivos electrónicos suelen saber cual es el momento más oportuno para quedarse sin batería, por eso, una batería portátil que permita cargar varios dispositivos a la vez puede marcar la diferencia.

 

8.  Libreta y boli:
A pesar de que el mundo esté digitalizado siguen existiendo los imprevistos como “no funciona la red”, “se ha ido la luz”, “no funcionan los enchufes”, “se ha bloqueado el ordenador” o “me he quedado sin batería”. Por eso una libreta y un bolígrafo, que no suponen más que unos centímetros en el maletín, pueden salvar muchas situaciones que no estaban planeadas para la jornada.

 

9.  Auriculares:
Una videoconferencia, un correo electrónico con vídeo adjunto o simplemente una opción de entretenimiento para los trayectos… El llevar unos cascos con micrófono a un viaje no es negociable, sino casi obligatorio.

 

10.  Artículos de higiene personal:
Sí, el hotel pone siempre a disposición de su huésped todo un arsenal de productos de higiene que probablemente acaben ocupando media maleta de vuelta. Sin embargo, hay artículos que no suelen estar entre esos souvenirs, como el desodorante o la colonia, por eso es muy recomendable contactar con el hotel para seleccionar los productos de higiene que irán en el neceser.