Viajar en avión con seguridad: qué necesitas saber

2020-07-02 09:00

BCD Travel Research & Innovation publica claves prácticas para garantizar la seguridad de los viajeros en aeropuertos y vuelos tras la COVID-19

Viajar en avión con seguridad es uno de los grandes retos de los viajeros de negocios en la era post COVID-19. La pandemia ha cambiado por completo nuestra manera de afrontar los viajes corporativos y reanudar el business travel exige poner en marcha medidas sanitarias e higiénicas que modifican las rutinas viajeras que conocíamos.

Viajar en avión con seguridad: un cambio de paradigma

Para dar a los viajeros la demandada confianza para reanudar los viajes de negocios seguros, proveedores, reguladores y otras organizaciones ya están implementando numerosas medidas que garantizan un riesgo muy reducido de exposición a la COVID-19.

Muchos aspectos de los viajes aéreos pueden no volver a ser como eran antes de la COVID-19. Las seis etapas que un viajero tiene que pasar en el aeropuerto en un viaje demuestran la complejidad de los desafíos a los que se enfrentan los operadores aeroportuarios en su esfuerzo para proteger a los viajeros y contener la propagación de la COVID-19.

Seis etapas del viaje al aeropuerto

1. Se recomienda llegar entre 1 y 3 horas antes de la salida del vuelo.
2. Facturación del equipaje (incluido el de mano) si no se ha hecho check-in online.
3. Seguridad e inmigración.
4. Tiendas y restauración. 
5. Trayecto hasta la puerta de embarque. 
6. Espera en la puerta de embarque y cola para el acceso al avión.

Algunos de los cambios que los operadores del aeropuerto están haciendo serán temporales, simplemente para reactivar los viajes, o pueden evolucionar a medida que la pandemia sigue su curso; otros pueden convertirse en características permanentes de la experiencia del aeropuerto. Cada aeropuerto afronta el riesgo de la COVID-19 de manera diferente. 

Antes de embarcarse en su próximo viaje, los viajeros corporativos pueden averiguar exactamente qué medidas COVID-19 están vigentes visitando el sitio web de cada aeropuerto en su itinerario.

¿Cómo se ve el nuevo futuro de la experiencia del viajero de negocios en el aeropuerto? Este informe proporciona algunas de las respuestas, detalla los cambios ya introducidos en algunos aeropuertos y algunos que están en camino, e incluso aventura algunos de los enfoques más innovadores que los operadores aeroportuarios pueden adoptar para proteger a los pasajeros ante la COVID-19.

Los viajeros de negocios consideran la limpieza frecuente y mejorada como la medida más importante que los aeropuertos pueden hacer en respuesta a la COVID-19. Admiten la necesidad aún de medidas de distanciamiento social, uso de mascarillas, pruebas de temperatura y una experiencia sin contacto.

En orden de prioridad, las medidas aeroportuarias que los viajeros consideran más importantes para garantizar un viaje seguro son las siguientes:
 

  • Limpieza frecuente y mejorada
  • Procedimientos de distanciamiento social
  • Mascarilla
  • Pruebas rápidas
  • Controles de temperatura
  • Check-in sin contacto, embarque
  • Alimentos y bebidas envasadas

(Fuente: BCD Travel, Estudio de viajero COVID-19, mayo de 2020)

Limpieza mejorada

1. Terminales más limpias. Mientras que las organizaciones de la industria, como la asociación comercial ACI World,han publicado guías e información sobre sanidad e higiene, los aeropuertos deben cumplir con los requisitos de seguridad e higiene de las autoridades y agencias locales.

2. Los viajeros pueden esperar. Los protocolos de limpieza e higiene varían según los aeropuertos. El Aeropuerto Internacional de Hong Kong (HKIA) ofrece una visión de algunas de las medidas que los aeropuertos pueden tomar para ofrecer un ambiente higiénico y desinfectado para los viajeros y los empleados.

3. Uso de robots de limpieza autónomos. El robot inteligente de esterilización mantiene desinfectados tanto los baños públicos como otras áreas dentro de la terminal. HKIA (Hong Kong International Airport) también está probando el uso de microbios en revestimientos en pomos de las puertas, asientos, mostradores de check-in inteligentes, carritos de equipaje y botones de ascensor.

Pasajeros más limpios

Mientras los aeropuertos concentran sus esfuerzos de limpieza en brindar un ambiente seguro e higiénico, HKIA cree que se debería ir más allá. Está probando CleanTech, una desinfección del cuerpo completo en cabina. El proceso es corto pero completo. Implica una verificación de la temperatura antes de entrar en una cabina para una desinfección de 40 segundos. El procedimiento de desinfección consiste en aplicar al viajero un recubrimiento antimicrobiano que mata cualquier virus o bacteria que se encuentre en la ropa o en el cuerpo.

Manteniendo la distancia

Los aeropuertos están haciendo grandes esfuerzos para garantizar que los viajeros puedan mantenerse distanciados unos de otros. Muchos, incluido el aeropuerto Heathrow de Londres, tienen personal que gestiona las colas, han instalado letreros recordatorios y barreras físicas para separar a los pasajeros, y han colocado marcadores en el suelo. El distanciamiento social en todas las terminales del aeropuerto es manejable cuando el número de pasajeros está en mínimos históricos, pero se irá convirtiendo en un reto más difícil a medida que se recupera la demanda. De hecho, John Holland-Kaye, CEO de Heathrow, considera que el distanciamiento social en los aeropuertos será físicamente imposible.

Sin embargo, el distanciamiento social puede ser un comportamiento normal hasta que haya plena disponibilidad de una vacuna para la COVID-19. Es probable que esto esté a unos meses de distancia. Por ahora, los aeropuertos deben confiar en una serie de medidas que permitan a las personas moverse a través de un aeropuerto de forma segura y eficiente.

Distanciamiento social en zonas de congestión

Mientras que los aeropuertos pueden tener éxito en alentar a los pasajeros a mantener su distancia en muchas áreas públicas, esto se vuelve más difícil en puntos de congestión como los controles de seguridad e inmigración y la zona de embarque, donde los pasajeros normalmente esperan haciendo cola cerca de otros viajeros.

En los aeropuertos de EE. UU., la TSA (Transportation Security Administration) ha colocado marcadores en el suelo para ayudar a los pasajeros a mantener su distancia de seguridad uno del otro. También se efectúa el uso de carriles de seguridad donde sea posible.

Los aeropuertos ya están buscando soluciones tecnológicas para reemplazar estas rudimentarias acciones para promover el distanciamiento social. Incluso antes de la pandemia, en aeropuertos de los EE. UU. se estaban utilizando soluciones innovadoras como SafeDistance, que utiliza la tecnología de rayo láser para administrar el flujo de pasajeros en los puntos de control de seguridad. Ahora esta tecnología está siendo modificada para ayudar a los pasajeros a mantener la distancia entre ellos. SafeDistance se ha implementado en los aeropuertos de Charlotte, Indianápolis, Las Vegas, Baltimore-Washington, Miami, Jackson y San José. 

El mayor uso de la biometría puede ayudar a acelerar el tránsito de los pasajeros de manera segura en los controles de seguridad e inmigración. Mantener la distancia inevitablemente dará como resultado largas colas de forma habitual.

Un control de seguridad rápido puede convertirse en un servicio para el viajero, en una primera opción para reducir el estrés y el tiempo de permanencia en el aeropuerto. 

Un mayor uso de la biometría, el escaneo de ojos y rasgos faciales, también puede ayudar a acelerar el tránsito de los pasajeros de manera segura a través del control de seguridad e inmigración. Emirates está trabajando con las autoridades de inmigración en Dubai en un ‘viaje biométrico’ de pasajeros usando reconocimiento facial para ofrecer un viaje perfecto por el aeropuerto.

Procesamiento de pasajeros fuera del aeropuerto

Para reducir los riesgos de aglomeraciones cuando se recupere la demanda, los aeropuertos pueden exigir a los viajeros que completen su procedimiento previo al vuelo en otra localización.

Este concepto ya está establecido. En 2018, Virgin Australia se asoció con Off Airport Check-In Solutions (OACIS) y Amadeus para lanzar un servicio de facturación emergente y de entrega de equipaje. El sistema permite a los pasajeros registrarse y dejar sus maletas para cualquier aerolínea lejos del aeropuerto. En Dubai, los viajeros que vuelan pueden registrarse para vuelos, recoger las tarjetas de embarque y enviar equipaje al aeropuerto desde una estación de check-in de Dubz Dnata en el Dubai Mall. A su llegada al aeropuerto, los pasajeros pueden pasar directamente a la zona de control de seguridad / inmigración. 

En el U.A.E., antes de la pandemia, Emirates, Etihad Airways y Air Arabia ya ofrecían a los pasajeros una variedad de opciones de check-in fuera del aeropuerto. De hecho, Emirates ofrece un check-in desde cualquier lugar de Dubai hasta 12 horas antes de la salida.

Los aeropuertos deberán ofrecer una solución escalable para el check-in fuera del aeropuerto, particularmente si los efectos de la pandemia persisten. Las terminales satélites podrían ser la respuesta, encargándose del check-in, el equipaje y el control de seguridad/ inmigración para ciertos vuelos. 

Los pasajeros pueden pasar este procedimiento ​​de manera segura fuera del aeropuerto, antes de ser transportados de forma segura también al embarque del vuelo.

Otra medida conveniente es poner en pantalla claramente que los pasajeros no deben ingresar a la terminal del aeropuerto si han dado positivo por la COVID-19 o si sospechan que tienen síntomas del virus. Entre su llegada al aeropuerto y el embarque al avión, los viajeros puede que tengan que esperar ser examinados en más de una ocasión para confirmar su estado de salud. El examen puede tomar múltiples formas. El aeropuerto londinense de Heathrow está probando tecnologías que podrían formar la base de un estándar de detección de salud global común.

Comprobación de temperaturas

Cuando los pasajeros accedan a la terminal se les puede exigir la realización de una prueba de su temperatura en el momento. El aeropuerto de Heathrow está probando la detección térmica en la sala de inmigración para detectar temperaturas elevadas entre los pasajeros que llegan. Para ello utiliza una tecnología capaz de monitorear las temperaturas de varias personas en movimiento a través del aeropuerto. Los pasajeros no notarán ningún cambio en experiencia. Si tiene éxito, se implementará en todo el aeropuerto.

El Aeropuerto Internacional Hamad de Doha (HIA) ha implementado la tecnología inteligente Screening Helmet que utiliza imágenes térmicas infrarrojas. La inteligencia artificial y la realidad aumentada miden sin contacto las temperaturas de los viajeros.

Prueba de salud

La prueba de salud presenta una serie de nuevos desafíos para los viajeros. Se puede requerir que los pasajeros presenten una declaración escrita o alguna otra prueba de que están en condiciones de viajar. 

Para realizar un vuelo doméstico en India, los viajeros deben mostrar en la aplicación Setu, indicada por el Gobierno, que no tienen síntomas de la COVID-19. En China, los viajeros deben mostrar una verificación del código QR de salud desde una aplicación gubernamental, que
incluye historial de viajes, información de seguimiento del teléfono móvil, registros médicos y una declaración de si el viajero ha venido en contacto con personas sospechosas o diagnosticadas con la COVID-19 en los últimos 14 días. Camboya requiere a los pasajeros que llegan que proporcionen un certificado que confirme una prueba negativa para la COVID-19 dentro de las 72 horas desde la salida. 

En algunos países, las pruebas COVID-19 están reservadas para trabajadores esenciales y personas que muestran síntomas de coronavirus, y no para personas que desean viajar internacionalmente. Volver a casa también puede ser difícil, especialmente si se requiere un certificado de salud para viajar. 

Un cierto nivel de prueba de salud se convertirá en estándar en los procedimientos de inspección de seguridad aeroportuaria. Hasta que una vacuna esté ampliamente disponible, ayudará a las personas a sentirse más seguras para viajar.

A medida que la situación evolucione, a medida que haya nuevas opciones de prueba disponibles, los criterios de detección pueden cambiar.  Por ejemplo, en abril, Emirates realizó test rápidos de la COVID-19 para pasajeros repatriados a Túnez. Los resultados de las pruebas realizadas por la Autoridad de Salud de Dubai (DHA) estuvieron disponibles en diez minutos. Pero ésta es una prueba que quizás no pueda ser ampliamente adoptada. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. recomiendan no usar dicha prueba para diagnosticar la COVID-19, ya que puede no encontrar anticuerpos en alguien actualmente infectado con el virus.

Algún grado de pruebas de salud puede convertirse en una parte estándar del aeropuerto, de los procedimientos de inspección de seguridad. Empresas como el proveedor médico en vuelo MedAire están ofreciendo un servicio de detección de la COVID-19 antes de la salida del vuelo, y ya lo tiene implementado en Londres, Lima, Hong Kong y Los Ángeles. Los pasajeros tienen su temperatura controlada por médicos profesionales antes del check-in y han de completar un cuestionario sobre su historial de contactos.  

Otras medidas adicionales podrían ser incluidas a medida que estén disponibles. Las pruebas de salud no necesitan ser disruptivas o intrusivas. La automatización ha desarrollado tecnologías sin contacto capaces de medir los signos vitales de un pasajero, incluida la temperatura, frecuencia respiratoria y cardíaca. En el Reino Unido, el gobierno es partidario de realizar ensayos para entrenar perros para olfatear la COVID-19 incluso antes de que aparezcan los primeros síntomas. Los perros ya pueden detectar ciertos tipos de cáncer y ya están ampliamente desplegados son aeropuertos para detectar drogas.

Pasaportes de inmunidad

Una prueba de inmunidad ante la COVID-19 certificada por una autoridad sanitaria nacional puede ayudar a aliviar las dificultades en el retorno de viajes internacionales. Pero son objeto de un intenso debate por las preocupaciones que suponen en materia de protección de datos y la privacidad, pues el dilema está en cuánta intrusión es aceptable en la lucha contra COVID-19. Más allá de una confirmación de inmunidad, las autoridades de inmigración no deberían tener necesidad de acceder a los datos personales de un viajero. 

Además de la prueba de salud, las autoridades camboyanas también requieren a los viajeros demostrar que tienen la cobertura suficiente de un seguro médico durante la duración de su estancia. 

De todas formas, un seguro de amplia cobertura es siempre un buen consejo donde quiera que la gente viaje.

Transitando por los puntos de control

A medida que avanzan por el aeropuerto, los pasajeros deben estar preparados por si son detenidos por personal aeroportuario con inquietudes sobre su salud.

En los Estados Unidos, la TSA cambió el proceso de revisión de seguridad para reducir las posibilidades de contaminación cruzada a medida que la demanda se reactiva. Los aeropuertos de todo el mundo pueden adoptar algunas o todas las recomendaciones de la  TSA sobre seguridad y cambios de procedimiento. 

En el presente y en el futuro próximo, los viajeros deben tener en cuenta lo siguiente:
Tarjetas de embarque:  los pasajeros deben colocar ellos mismos la tarjeta de embarque (papel o digital) en el lector. Luego deben mostrar su documentación para inspección visual por parte del personal aeroportuario.
Alimentos separados para la detección: los pasajeros deben poner cualquier alimento
en una bolsa de plástico transparente y colocarlo por separado en la bandeja. Esto reduce la necesidad de que un oficial de la TSA abra las maletas de mano.
Equipaje: se ha de tener especial cuidado en asegurarse de que los artículos prohibidos no se llevan en el equipaje de mano. Debido a COVID-19, TSA ahora permite a los pasajeros llevar un bote de desinfectante para manos líquido.
Distanciamiento social: para ayudar a los pasajeros a mantener su distancia, TSA está colocando marcadores de distancia en el suelo y está promoviendo el uso de carriles donde sea posible.
Protección facial: los oficiales de la TSA usan protección facial y guantes, y se alienta a los pasajeros a hacer lo mismo. En lugar de ponerlos en las bandejas de seguridad, los pasajeros deben ahora poner sus cinturones y artículos de sus bolsillos directamente en su equipaje de mano.

El enigma de cuándo llegar al aeropuerto

Las medidas para frenar la expansión de la COVID-19 aumentan el tiempo necesario para pasar los puntos de control del aeropuerto, por lo que los viajeros deberán contar con más tiempo para los desplazamientos dentro de la instalación. En los EE. UU., la TSA anima a los viajeros a llegar temprano al aeropuerto debido al proceso previo al vuelo más largo, pero esto podría crear problemas ya que el número de pasajeros aumenta. 

Para reducir los riesgos de aglomeraciones, se recomienda a los pasajeros que usen aeropuertos españoles que no vayan al aeropuerto más de 90 minutos antes de la salida. 

Protección

Protección personal para todos. En la mayoría de los aeropuertos, los viajeros pueden ver al personal aeroportuario usando revestimientos faciales y trabajar tras pantallas protectoras transparentes. Los marcadores de distanciamiento social, las estaciones de desinfección de manos y los consejos de salud del gobierno también estarán muy visibles.

Muchos aeropuertos no permitirán que los pasajeros entren a la terminal sin una mascarilla o cubierta facial que, además, debe usarse en todo momento. En los EE. UU., la TSA alienta a los pasajeros a usar protección facial. El aeropuerto internacional de Las Vegas McCarran ha instalado máquinas expendedoras con venta de artículos como mascarillas, guantes y líquido desinfectante para manos.  Los viajeros así no tienen motivos para estar sin la protección adecuada.

Experiencia sin contacto

El check-in físico en el mostrador del aeropuerto puede convertirse pronto en algo del pasado debido a la COVID-19, ya que los aeropuertos intentan hacer del viaje una experiencia sin contacto. Prefieren pasajeros que hagan check-in online, lleguen a la terminal con un correo electrónico a modo de tarjeta de embarque y sin equipaje. Pero esto podría no ser posible o aceptable para todos los viajeros.

El auto check-in seguirá siendo una opción. Para reducir los riesgos de transmisión del virus entre los pasajeros que tocan el mismo dispositivo, en Australia el aeropuerto de Avalon se ha asociado con Elenium Automation para implementar el check-in de autoservicio sin contacto. Los pasajeros usan movimientos de la cabeza o reconocimiento de voz para interactuar con las máquinas. Los pasaportes se leen sosteniéndolos delante de una cámara. Sin embargo, esto no eliminará la necesidad de hacer cola, con su tiempo y sus implicaciones de distanciamiento social.

Los robots pueden reducir la interacción con el personal del aeropuerto. La necesidad de reducir la cantidad de interacción entre los viajeros y los trabajadores del aeropuerto aumentará inevitablemente la automatización dentro del aeropuerto. En el contexto de la COVID-19, se espera que los robots se implementen más regularmente para atender las solicitudes de información y orientación de los pasajeros, eliminando la necesidad de que se involucren directamente con un trabajador del aeropuerto. El robot Airstar de LG ya es algo familiar en el aeropuerto de Incheon en Seúl, Corea del Sur. Desarrollado por inteligencia artificial y tecnología de reconocimiento de voz, Airstar es una solución multilingüe sin contacto para brindar a los pasajeros información en pantalla e indicaciones para llegar a las puertas de embarque, seguridad, restaurantes y puntos de venta. 

En el futuro los pasajeros acudirán al robot más cercano en busca de ayuda, en lugar de tratar de encontrar el mostrador de información. Pero cuando se trata de reducir la interacción entre los pasajeros y el personal del aeropuerto, los robots pueden hacer algo más que proporcionar información. En el aeropuerto de Ginebra, Leo ha estado ayudando a los pasajeros que salen con sus maletas. Leo es un robot de equipaje autopropulsado totalmente autónomo que puede registrar las maletas, imprimir las etiquetas, transportar y cargar hasta dos maletas en el vuelo correcto.

Servicios y entretenimiento

Comedor sin contacto y venta minorista. Los restaurantes y comercios del aeropuerto también deben adaptarse a la COVID-19. 

Los proveedores están implementando medidas de salud y seguridad y nuevas tecnologías. En algunos aeropuertos, estos serán parte de una estrategia aeroportuaria, como el aeropuerto internacional de Seattle-Tacoma FlyHealthy @ SEA, destinado a garantizar la salud y el bienestar de pasajeros, visitantes y trabajadores. Lo más importante es que se pueden ver cambios que permiten comer y vender con una mínima interacción cara a cara. 

Experiencia sin contacto

Muchos aeropuertos han cerrado sus salas VIP. Cuando se reabran, los pasajeros pueden experimentar cambios en su experiencia en ellas. Air New Zealand ya no ofrece un buffet de autoservicio, éste ha sido reemplazado por un servicio de empaquetado de aperitivos y bebidas. También ha introducido límites de capacidad para asegurar el distanciamiento social.

Para una mayor protección del viajero, el aeropuerto internacional Kempegowda de Bangalore ha desarrollado el uso de la tecnología con más énfasis en la salud y la seguridad, minimizando el contacto físico entre pasajeros y el personal del aeropuerto, a la vez que proporciona una experiencia de viaje perfecta. Al llegar, los pasajeros deben usar mascarillas y llevar una tarjeta de embarque electrónica. Una vez dentro de la terminal, se registran escaneando su tarjeta de embarque en un puesto de autoservicio sin contacto, donde etiquetan y dejan sus maletas. En el control de seguridad, los pasajeros escanean sus tarjetas de embarque antes de poner todas las pertenencias en una bandeja (desinfectadas después de cada uso). En la puerta de salida, se enfrentan a un escaneo térmico y deben mostrar un mensaje de «estás a salvo» en la app Setu del gobierno. Los agentes de embarque confirman electrónicamente la tarjeta de embarque y la identificación del viajero. Cada pasajero recibe una mascarilla y desinfectante para usar al embarcar en el vuelo. Se han introducido contenedores de recogida de residuos biológicos. para la eliminación de mascarillas y otros equipos de protección usados.

La experiencia sin contacto también se extiende al consumo. Los viajeros preordenan alimentos y bebidas a través de su smartphones usando un código QR. El pago se realiza digitalmente en el momento del pedido y la comida puede ser entregada en cualquier lugar de la terminal.

Ser precavido vale por dos

Los cambios y procedimientos que experimentarán los viajeros serán diferentes en cada aeropuerto.  Actualmente no existe un enfoque unánime para tratar y proteger contra la COVID-19. Siendo precavido se está prearmado, por lo que es importante que los viajeros tengan toda la información que necesitan para asegurarse una experiencia positiva en todos los aeropuertos de su itinerario. 

La tecnología tendrá un papel aún más importante en el viaje al aeropuerto en el futuro. El aeropuerto de Heathrow cree que la COVID-19 está relacionada con ello. Toda innovación al respecto debe pasar tres pruebas:

• Satisfacer la ciencia con base médica.
• Generar confianza entre los pasajeros.
• Sea práctico para que los aeropuertos funcionen mejor.

Para cualquier consulta, no dude en contactar con su equipo habitual de expertos de BCD travel.
 
 
viajar en avión con seguridad bcd travel