#MiércolesViajeros: Egipto, un destino faraónico

2019-10-09 07:46

La magia de una civilización milenaria vuelve a cobrar fuerza como destino vacacional

Hay viajes de leyenda, destinos míticos y aventuras mágicas. Pero, sin duda, hay un paraíso faraónico que no puede faltar en la bitácora de un gran viajero. Hablamos de Egipto.

Cuna de una de las más avanzadas civilizaciones, Egipto ha recuperado en los últimos años los puestos de cabeza como destino turístico internacional después de una temporada de estancamiento. Razones no faltan para sumergirse en sus encantos: desde la magia de su cultura ancestral hasta la personalidad única de su día a día, en el que el caos de las grandes urbes superpobladas se da la mano con la calma casi inquietante de los lugares sagrados.

El recorrido clásico para un gran viaje por Egipto suele componerse de un crucero por el río Nilo seguido de una estancia en El Cairo. Es el mejor modo de conocer los monumentos más importantes del país y de dejarse llevar no sólo por el desorden magnético de la capital, sino también por el encanto de ciudades como Luxor o Abu Simbel.

Los 5.000 años de historia egipcia envuelven al viajero nada más poner un pie en el destino. Por supuesto, las pirámides son verdaderas protagonistas en cualquiera de los diversos itinerarios que se pueden diseñar para un viaje a medida. Así, no falta la visita a la pirámide de Keops, la más antigua de las siete maravillas del mundo y la única que aún se conserva.

Rivaliza con ella en fama la esfinge de Guiza, la silueta enigmática que para muchos es el gran símbolo visual de Egipto. Pero, ¿cómo elegir entre ella y la majestuosidad del Valle de los Reyes, en Luxor? De hecho, en esta ciudad, antigua capital del imperio egipcio, levantada sobre las ruinas de Tebas, se ubica nada menos que un tercio de todos los monumentos que se conservan en el mundo.

En el vaivén de tráfico y ruido de El Cairo seduce la belleza serena de la mezquita de alabastro o Mezquita de Muhammad Alí, una de las más hermosas del mundo, que en la noche, iluminada, resplandece desde lo alto de la ciudadela.

Y, más allá de los monumentos, Egipto regala al viajero también un trayecto interior por una cultura con marcada personalidad: el arte del regateo en el bazar de Khan-al-Khalili, el relax en la degustación de un auténtico té moruno o el placer del paladar saboreando un plato típico como el falafel.

El comienzo del otoño es el mejor momento para reservar un gran viaje a Egipto. En BCD viajeros diseñamos propuestas únicas con condiciones especiales y exclusivas para los clientes de BCD travel, y siempre con la mejor y más completa asistencia en viaje. Escríbenos a viajeros@bcdtravel.es y prepárate a vivir una experiencia faraónica.

 
191009_noticia_web_egipto_600x450.jpg