Escapada a Jaén | #MiércolesViajeros

2020-07-08 07:30

Naturaleza, historia, relax… y un patrimonio cultural y gastronómico en forma de olivos son sólo algunos de los alicientes de una escapada a la provincia jiennense

Una escapada a Jaén es uno de esos planes que llenan la agenda de experiencias en poco más de un fin de semana. La provincia combina diversos atractivos en un cóctel de lo más apetecible para el viajero: oasis naturales en la sierra y entre olivos; tesoros históricos y culturales en la capital y en ciudades como Úbeda y Baeza; relax en los balnearios de herencia árabe o turismo activo entre montañas y cursos altos de los ríos; y todo ello regado con el oro líquido del que presume (con razón) Jaén: el aceite de oliva.

La escapada a Jaén es el plan de desconexión que nos propone en esta edición de los #MiércolesViajeros Gina Bernal, Supplier Relations de BCD travel… y gran embajadora y cicerone de tierras jiennenses.

Escapada a Jaén: un placer al alcance de todo viajero

«La provincia de Jaén tiene muchos bonitos lugares, todos interesantes –explica Gina–. La capital, con su catedral, lugar elegido para guardar al Santo Rostro, y el Castillo de Santa Catalina, hoy Parador Nacional, hacen que el visitante se emocione desde el primer momento».

En efecto, una escapada a Jaén puede comenzar en la misma capital de la provincia, que entre los rincones de sus calles estrechas regala una herencia histórica forjada en el fuego de tres grandes culturas: cristiana, judía y musulmana.

Pasear por el barrio de la judería al caer la tarde es un pequeño gran placer que sabe a ricos manjares en cualquiera de sus clásicas tabernas. Los amantes del arte encontrarán su paraíso en templos como la basílica de San Ildefonso o la iglesia de La Magdalena, levantada sobre una antigua mezquita. Y para aprovechar el tiempo hasta que caiga el sol, nada como ilustrarse con alguna de las propuestas de los Baños Árabes, en el Palacio de Villardompardo, hoy convertidos en centro cultural. Con 450 metros cuadrados de superficie, son los más grandes que pueden visitarse en España.

La catedral es el testigo imponente del pasado, presente y futuro de Jaén. Se trata de toda una joya arquitectónica renacentista a cuya imagen y semejanza se construyeron otros templos hispanoamericanos.

Un tesoro íbero en Linares

Uno de los municipios más importantes de la provincia de Jaén es Linares. Allí se encuentra «un lugar que pocos conocen: las ruinas de Cástulo, la más importante ciudad íbera de la península ibérica», recuerda Gina Bernal, Suppliers Relations de BCD travel.

Se trata de un asentamiento que comenzó hacia el año 3000 a. C. y dio lugar a la conocida como cultura de los Silos. Fue en la Edad de Bronce cuando Cástulo, gracias a los yacimientos minerales de su entorno, empieza a cobrar importancia. De hecho, entre los siglos X y VII a. C. esta ciudad será un núcleo avanzado de la periferia de Tartessos, que atrae tanto a griegos como a fenicios. Cástulo continuará creciendo en importancia con los romanos e incluso en la época visigoda, en la que llega a contar con una sede episcopal.

De toda esta historia el visitante encontrará el legado de bellos mosaicos, torres, termas y esculturas que pueden conocerse en una experiencia única: la «inmersión arqueológica», con una propuesta gastronómica romana incluida.

La magia de Úbeda y Baeza

Úbeda y Baeza son otros dos tesoros de la provincia de Jaén, imprescindibles en una escapada urbana.

Se trata de dos ciudades Patrimonio de la Humanidad, así declaradas por su excelente patrimonio monumental y artístico. Úbeda es emblema del renacimiento, con bellos edificios que son referentes de este estilo arquitectónico y artístico. Baeza, por su parte, también ofrece al visitante un paseo por la historia renacentista, salpicada de casas blancas y el rumor del duende en las fuentes que salpican sus calles y jardines.

Turismo rural y de aventura en Jaén

Y si algo tiene la provincia de Jaén es un tesoro natural, con «parajes tan impresionantes como el Parque Natural de Despeñaperros, o el de Cazorla y las Villas, donde la naturaleza se desborda y el turismo rural es un éxito en cualquier época del año», afirma Gina Bernal.

Montañismo en Sierra Mágina, senderismo o paseos a caballo en la Sierra de Cazorla, rafting en el embalse del Tranco… e innumerables rutas en bicicleta de montaña, escalada deportiva en roca, observación ornitológica o una visita a las dehesas como epicentro de la cultura del toro bravo son sólo algunas de las propuestas para convertir una escapada a Jaén en una oportunidad para conectar con la naturaleza en estado puro.

¿Quieres disfrutar de una escapada a Jaén, a medida y con todas las ventajas de ser viajero de BCD travel? En BCD viajeros tenemos un universo de propuestas a tu alcance. Escríbenos a viajeros@bcdtravel.es y siente la diferencia de viajar con BCD, con la garantía de seguridad y calidad de una agencia de viajes líder.

 
 
escapada a jaen bcd viajeros bcd travel