Asistentes virtuales: robots al servicio de la eficiencia en viajes

2019-04-16 08:13

La plataforma SellCo de Amadeus, que BCD Travel implantó de forma pionera, ha estrenado su chatbox

Los agentes expertos en viajes de BCD Travel cuentan con una nueva herramienta para conseguir los mejores viajes al mejor precio y con la máxima rapidez. Se llama Amanda y es el asistente virtual de la plataforma SellCo de Amadeus, que BCD Travel implantó de forma pionera entre las grandes agencias de viajes corporativos. En su primer mes, Amanda ya ha atendido 4.500 consultas profesionales, con un 90% de respuestas satisfactorias y un tiempo medio de atención de 59 segundos por consultas.

Los asistentes virtuales son tendencia: casi el 20% de los adultos en Estados Unidos cuenta con un dispositivo que le ofrece esta tecnología y se calcula que el año que viene el 40% de las interacciones móviles se realizará a través de los conocidos como chatbox.

En el sector turístico son incontables las opciones que pone a disposición de agentes y viajeros un asistente virtual. En primer lugar, gracias a la inteligencia artificial es capaz de ofrecer con rapidez y fiabilidad información precisa y relevante, lo que resulta fundamental a la hora de planificar un viaje. Así, en el océano de ofertas en que se ha convertido la Red, los asistentes virtuales permiten llegar a puerto con una comparativa eficiente de los mejores productos a los mejores precios.

El siguiente paso de un viaje es la reserva y en este punto se imponen la eficiencia y la seguridad de los datos para garantizar las transacciones económicas. Trabajando junto a Amanda en SellCo, el agente puede ofrecer al cliente un procedimiento de reserva más flexible y personalizado, garantizando en todo momento el cumplimiento de la legislación sobre protección de datos.

Una vez en el destino, es frecuente que el viajero requiera información sobre muy diversas circunstancias, desde restauración o meteorología hasta cambio de moneda o ubicación de centros médicos. Es por ello que cada vez cobran mayor relevancia los asistentes virtuales en destinos turísticos. Un ejemplo es Victoria la Malagueña, el bot del Ayuntamiento de Málaga, que mantiene más de 150 conversaciones diarias con visitantes a la ciudad.

Pero la ayuda de un asistente virtual no tiene por qué acabar al regresar a casa: es precisamente cuando acaba el viaje el momento en el que este tipo de tecnología puede ayudar a la agencia de viajes corporativos a evaluar la satisfacción del viajero y de su empresa, para conseguir un reporting eficiente y garantizar la optimización de los procesos.

Muchos se preguntan: ¿dónde queda la función del empleado frente a los asistentes virtuales? La clave está en la combinación de tecnología con personalización: el chatbox aporta rapidez y eficiencia y permite reducir errores, lo que permite al agente incrementar su propuesta de valor con una atención al detalle para hacer sentir único al cliente.

Esta es la apuesta de BCD Travel: invertir en tecnología para optimizar la política de viajes de nuestros clientes mientras garantizamos un trato exclusivo y personalizado con nuestro equipo de agentes expertos en la gestión de business travel.

 
 
190416_asistentesvirtuales_600x450.jpg