5 imprescindibles en la maleta de verano del viajero de negocios

2019-07-29 07:46

En verano conviene adaptar la maleta del business traveller con ropa y complementos pensados especialmente para las particularidades de la estación

Aunque verano se asocia a vacaciones, los viajes de negocio también se realizan en la época estival. Y, si bien la maleta de un viajero corporativo tiene algunos básicos que no cambian de estación, sí conviene revisarla cuando llega el verano para no olvidar los imprescindibles.
 

  1. Ropa de abrigo. Parece una paradoja, pero lo cierto es que los catarros de verano asociados al aire acondicionado de los transportes son más que frecuentes. Por eso es obligado llevar en el equipaje de mano una chaqueta y/o un pañuelo con el que contrarrestar las posibles incomodidades de temperaturas demasiado bajas o corrientes de aire indeseadas.
  2. Repelente de insectos. Aunque viajemos a una ciudad y pensemos que vamos a estar todo el tiempo en transporte y en reuniones en interior, en algún momento pisaremos la calle. Con las altas temperaturas aumenta la presencia de mosquitos y otros insectos, por lo que conviene contar con algún repelente que nos ayude a evitar las posibles e incómodas picaduras.
  3. Traje de baño. Y si antes hablábamos de una prenda de abrigo, tampoco deberíamos olvidar su opuesto, es decir, un traje de baño. No es infrecuente que los hoteles elegidos para los viajes de negocios tengan piscina y, terminado el trabajo, podemos aprovechar para disfrutarla. Por supuesto, esto implica contar con un protector solar en el neceser.
  4. Tapones para los oídos. En verano aumenta la proporción de turistas en los medios de transporte, y, dado que van de vacaciones, suelen ser más festivos que el business traveller. Por eso, si queremos llegar descansados a la reunión, lo mejor es contar con unos tapones para los oídos que nos permitan aislarnos de conversaciones en tono elevado.
  5. Zapatos extra. Si siempre es recomendable contar con un par de zapatos extra, en verano mucho más: con el calor se resiente la circulación sanguínea, especialmente en las piernas, y los pies se hinchan. Por ello conviene disponer de un calzado más cómodo para combinarlo con el que llevaremos a las reuniones de trabajo.
 
190729_maleta_verano_bt_600x450.jpg