Noticias

Viajar a Isla Mauricio: 10 planes imprescindibles | #MiércolesViajeros

26/5/2021

Playas paradisíacas, gastronomía fusión, paisajes de ensueño, conexión con la naturaleza… este rincón del Índico es un must viajero

Viajar a Isla Mauricio es una propuesta fabulosa para cualquier viajero que quiera llenar su maleta vital de sol, playa y experiencias únicas en el paraíso.


¿Qué tiene este edén en el Índico que cautiva a todo aquel que pone sus ojos en cualquiera de sus cautivadoras imágenes? Cierto es que sus playas idílicas son la imagen perfecta del cielo en la tierra. Pero viajar a Isla Mauricio es mucho más que regalarse interminables días de sol y playa. Por eso hoy en los #MiércolesViajeros te proponemos 10 planes imprescindibles para que vayas inspirando tus vacaciones en el paraíso.


Viajar a Isla Mauricio: el placer de la belleza


Viajar a Isla Mauricio es sumergirse en un océano de belleza. Playas interminables de arena blanca en contraste con un mar de intenso azul turquesa, especies exóticas por doquier, sabores deliciosos, artesanía cautivadora… ¿quién podría resistirse a vivir unos días entre la belleza más pura?


Hay mil planes para exprimir cada pedacito de cielo que encontramos en Isla Mauricio. Entre ellos, destacamos estos diez:


1. Bucear y volar en la Isla de los Ciervos


La Isla de los Ciervos es uno de los lugares más bellos de Isla Mauricio. Sus playas tienen fama de ser de las mejores del país, así que son el lugar perfecto para disfrutar de una jornada de snorkel para conocerlas por dentro… o de verlas desde el cielo volando en parasailing. 


2. Hacer senderismo por el Parque Nacional de las Gargantas del Río Negro


¿Cómo renunciar a pasear entre vegetación exótica? Los amantes de los viajes de naturaleza no podrán resistirse a conocer el Parque Nacional de las Gargantas del Río Negro y recorrer algunos de sus senderos con un guía.


3. Pasear en catamarán


Y ya que hablamos de paseos, uno más tranquilo puede ser el paseo en catamarán que ofrecen la mayoría de los hoteles de Isla Mauricio. Disfrutar del vaivén del mar en busca de maravillosas cascadas, mientras contemplas los peces exóticos que surcan el arrecife de coral, para después comer a bordo una deliciosa barbacoa y terminar la jornada con baño y relax entre aguas cristalinas… ¡un plan irresistible!


4. Desconectar de todo en los templos del Grand Bassin


Los templos del Grand Bassin son uno de los lugares más mágicos de Isla Mauricio. En torno a un lago formado en el fondo del cráter de un antiguo volcán se levantan templos hindúes donde los fieles hacen sus ofrendas con elegantes y coloridos saris y trajes, sumergidos hasta las rodillas en el agua. Toda una maravilla cromática capaz de transportarte a un universo de conexión con tu propia esencia.


5. Dejarse llevar por el color de Port Louis


Port Louis es la capital de Isla Mauricio… y en sus calles podemos perdernos entre color e historia. Aún conserva bellísimos edificios coloniales, herencia de su pasado holandés: nada como contemplarlos en una tarde de relax que puede culminar en el cosmopolita paseo marítimo después de refrescarse en la soberbia elegancia del Jardín Botánico de Pamplemousses, con sus nenúfares gigantes, sus baobabs o su bambú dorado de la India.


6. Disfrutar de la artesanía local


La artesanía local de Isla Mauricio es el perfecto reclamo para una jornada de shopping con encanto. Hay excursiones a una fábrica artesanal de barcos en miniatura… y, si buscas algo con profusión de sabores y olores, nada como perderse en el Mercado de Flacq, un mercado local de verduras, frutas y hortalizas que te conquistará por su bullicio y colorido, y donde podrás comprar productos artesanos.


7. Saborear la vida dulce


La caña de azúcar es una de las señas de identidad de Isla Mauricio. De hecho, L’Aventure du Sucre es un museo en torno a este cultivo, que nos permite conocer todo su proceso de producción… y saborear el lado más dulce de la isla.


8. Fotografiar la Cascada Chamarel


No hay viajero que no quiera presumir de álbum fotográfico. Y quizá uno de los lugares más fotografiados de Isla Mauricio sea la Cascada Chamarel, un salto de agua de 83 metros de altura.

Allí hay que conformarse con la vista, porque acercarse o bañarse es imposible, ya que la cascada está en una finca privada y sólo puede admirarse desde un mirador.


9. Retratarse en La Tierra de los Siete Colores


Y ya que hablamos de fotos, en el álbum viajero de Isla Mauricio no puede faltar La Tierra de los Siete Colores. Allí las condiciones climáticas y la erosión del suelo han propiciado un paisaje donde no crece vegetación y donde la tierra adquiere una serie de tonalidades diferentes, con predominio de rojos, ocres, violetas, azules y verdes. Si lo visitas al atardecer, la paleta cromática te sorprenderá aún más. 


10. Deleitar el paladar


No podemos olvidarnos de la gastronomía, uno de los grandes atractivos de un viaje.


La diversidad cultural de Isla Mauricio, con raíces hindúes e influencias católicas y musulmanas, nos deja una propuesta de sabores fusión con platos típicos como el rougaille, el briyani, los rottis, el gâteau-piment o el samoussa.


Y, para beber, los amantes del café disfrutarán de aromas suaves y perfumados a la vainilla, mientras que los que prefieran un cóctel se sentirán en otro mundo con el ron de Isla Mauricio acompañado de frutas exóticas.



¿Se te han despertado los sentidos en busca de experiencias viajeras únicas? En Viajeros BCD ponemos en tus manos todas las opciones para disfrutar de Isla Mauricio y de cualquier paraíso que puedas soñar, con los mejores precios y flexibilidad y seguridad garantizadas. Escríbenos a viajeros@bcdtravel.es y siente la diferencia de viajar con BCD.

<Volver