Noticias

Vacuna covid y viajes de negocios: el camino de regreso a un viaje seguro

7/1/2021

A finales de este año el 90% de los viajeros prevé viajar con normalidad, según una encuesta de BCD travel Research & Innovation.

La vacuna contra la covid-19 es la gran esperanza del planeta para frenar la pandemia y, con ella, la contracción económica. Y el sector de los viajes de negocios, uno de los más afectados por las restricciones provocadas para contener los contagios, aguarda con esperanza (y no poca cautela) los efectos positivos de la vacunación para viajar de forma segura y, así, constatar una reactivación de los viajes de empresa.


BCD Travel Research & Innovation analiza el impacto de la vacuna contra la covid-19 en el sector del business travel en un extenso estudio que resumimos aquí.


Vacuna covid y viajes de negocios: un impulso necesario


Que la covid-19 ha sido un gran disruptor de viajes es una realidad indiscutible para el sector. Ya han pasado más de nueve meses desde que la Organización Mundial de la Salud declarase la pandemia y, en todo este tiempo, los viajes apenas han recuperado niveles muy modestos.


Aun así, una encuesta realizada por BCD Travel Research & Innovation a más de 700 viajeros de negocios a finales de 2020 arroja datos alentadores:

  • Menos del 15% de los viajeros de negocios está viajando con regularidad. 
  • Un 16% espera comenzar a viajar nuevamente durante el primer trimestre de 2021, un 30% lo espera en el segundo trimestre. 
  • A mediados de 2021, casi el 60% de los viajeros volverá a viajar con regularidad. Y al final de 2021, esta cifra podría estar por encima del 90%. 


¿Cuáles son los requisitos necesarios para que se produzca efectivamente este retorno de los viajes de negocios? La vacunación amplia y efectiva es uno de los grandes factores, pero pueden citarse cuatro más:

• El fin o la relajación de los bloqueos internacionales.

Test disponibles antes de la salida y la llegada de los viajeros en los aeropuertos y a través de las aerolíneas.

• Los pasaportes de salud digitales.

• Los corredores o pasillos de viaje introducidos entre mercados internacionales claves.


Cómo ayudará la vacunación a los viajes de negocios


La vacunación global puede tardar de dos a cuatro años y puede ser necesaria una renovación anual. Las economías avanzadas podrán vacunar adecuadamente a sus poblaciones dentro de un año. Incluso es posible que se requiera una prueba de vacunación para algunos viajes internacionales.


Sin embargo, es poco probable que todos los países tengan igual acceso a la vacuna, por motivos como los problemas logísticos que plantean algunas vacunas y, por supuesto, las diferencias económicas entre los diversos países. Los países más ricos lograrán tasas de inmunización significativas antes que otros. Sin embargo, la empresa farmacéutica india Zydus Cadila afirma que podría llevar hasta cuatro años vacunar a la población mundial contra la covid-19.


Para lograr una cobertura global, las vacunas deben ser eficaces y asequibles. Éste es el papel que juega el COVAX, el Fondo de Acceso Global para Vacunas Covid-19, una alianza público-privada que tiene como fin garantizar el acceso equitativo a las vacunas con mayor potencial para su fabricación a gran escala, con estabilidad de temperatura y producción de bajo costo. 


Tener acceso a una vacuna viable se considera el catalizador más importante para promover el reinicio de los viajes. Ésa es la opinión de los viajeros de negocios encuestados a finales de 2020. Las vacunas obtuvieron un 55% más de respuestas que las siguientes opciones: la facilitación de los viajes nacionales y locales, las restricciones y las mejoras en el tratamiento de la covid-19.


Pero los viajeros de negocios tendrán que esperar para vacunarse. Los planes de vacunación priorizan a miembros vulnerables y trabajadores de la salud, lo que supone que los viajeros pueden tener dificultades para vacunarse por su cuenta en clínicas privadas, ya que las dosis disponibles se ponen a disposición de los Estados para los programas de salud pública.


En el futuro, además de un resultado negativo en el test, puede que los viajeros tengan que demostrar que han recibido la vacuna contra la covid-19 antes de que se les permita viajar a determinados destinos. Esto requerirá un acuerdo internacional sobre la aceptabilidad de cada individuo que podría llevar algún tiempo. Puede que algunos Gobiernos no acepten determinadas vacunas (por ser lo suficientemente eficaces). Es por ello que pasará algún tiempo antes de que la vacuna pueda dar lugar a tiempos de cuarentena reducidos y mayor libertad de viaje.


En cualquier caso, la posible demora de la vacuna puede suponer un problema para los viajeros de negocios internacionales. Por ejemplo, la aerolínea australiana Qantas hace de la vacunación un requisito para poder viajar. El director ejecutivo de la aerolínea, Alan Joyce, ha dejado claro que la vacunación será un requisito para cualquiera que intente abordar uno de sus servicios internacionales, una vez que esté disponible una vacuna segura y eficaz. Y no será la única aerolínea en implantar esta política: David Powell, asesor médico de IATA, cree que otras aerolíneas, especialmente aquellos en países con niveles bajos de transmisión de covid-19, seguirán a Qantas y requerirán una prueba de vacunación. Según Powell esto sólo podría suceder una vez que la vacuna esté ampliamente disponible, algo que IATA no espera hasta mediados de 2021 como muy pronto.


Aunque es probable que más del 70% de los viajeros corporativos se vacunen, aproximadamente un 4% no se vacunará y políticas como la de Qantas dificultará sus desplazamientos.


En cualquier caso, mientras llega una vacunación amplia y efectiva, los viajeros de negocios deben tener en cuenta otras estrategias para reducir la propagación de la enfermedad: la distancia interpersonal, el uso de mascarillas, las pruebas y las cuarentenas nos acompañarán algún tiempo.


La flexibilización de las restricciones de movilidad


La reducción de las restricciones depende en buena medida de los nuevos casos diarios de covid-19 en cada país. Y, en este sentido, los nuevos contagios que se provocarán como consecuencia de las reuniones navideñas pueden tener incidencia en las primeras semanas de 2021.


No obstante, las restricciones en viajes de negocio están disminuyendo. De los 217 destinos globales rastreados por la Organización Mundial del Turismo (OMT) en su Informe sobre restricciones de viaje, 152 había aliviado las restricciones al turismo internacional a partir de noviembre. Eso supone una mejora en comparación con los 115 registrados el 1 de septiembre. El número de destinos que ha mantenido sus fronteras internacionales cerradas, disminuyó de 93 a 59 en el mismo período. Ahora bien: hay que tener en cuenta que estas cifras se publicaron antes que la segunda ola de covid-19 en Europa.


Es esperable que las restricciones de movilidad no sean tan exhaustivas en 2021. Aunque han sido eficaces para controlar los contagios, la fatiga que provocan los confinamientos en la población puede empezar a volverse en contra, a lo que hay que añadir el duro golpe que suponen para las economías nacionales. En este sentido, la eficacia de la vacuna será clave.


Pruebas anticovid para viajar


Hasta que una vacuna esté ampliamente disponible para toda la población, los test pueden ser la mejor manera de reanudar los viajes de manera segura. Los aeropuertos y las aerolíneas están ayudando a aumentar la disponibilidad de pruebas a la salida y a la llegada para ayudar a reducir o eliminar los períodos de cuarentena.


Los viajeros no parecen tener reticencias a la idea de hacerse la prueba. En una encuesta realizada por Travel Again, un grupo en defensa del sector de viajes, el 70% de los viajeros de negocios de EE.UU. indicaron estar dispuestos a realizarse múltiples test de covid-19 antes y durante el viaje y compartir sus resultados, para de este modo poder reanudar los viajes sin restricciones.


Los test aún plantean el riesgo de un viaje interrumpido si un pasajero recibe un resultado positivo en cualquier etapa del viaje, lo que lleva a diversos inconvenientes. Que le digan que regrese a casa tras un resultado positivo en el aeropuerto antes de la salida es posiblemente mejor que tener que lidiar con las consecuencias de recibir un resultado positivo al llegar a un país extranjero.


Los aeropuertos están haciendo pruebas para evitar la importación de casos de covid-19. Es el caso de los aeropuertos de China o del Aeropuerto Internacional de Hong Kong, aunque las pruebas suelen costearlas los propios viajeros y en algunos casos no excluyen un período de cuarentena. En todo caso, los viajeros de negocios han de tener en cuenta que los tiempos de gestiones y de espera antes del embarque han aumentado por estos y otros trámites, de manera que hay que preverlo en las agendas de desplazamientos.


Las aerolíneas también están haciendo pruebas, con coste adicional para los viajeros. Así lo hacen en algunas compañías estadounidenses, tanto para viajes desde el continente hasta Hawai y Alaska como para que los viajeros de vuelos transatlánticos no tengan que hacer cuarentena al llegar a Europa.


Tipos de pruebas covid-19


¿RT-PCR, RT-LAMP, antígeno rápido o anticuerpos? Con tal variedad de diferentes pruebas en oferta, ya sea que estén siendo probadas por un aeropuerto o aerolínea, los viajeros deben confirmar qué tipo de prueba y qué certificado deben presentar para poder viajar, en función del destino:

  • Test de antígenos: se utiliza una muestra del tracto respiratorio para detectar proteínas virales (antígenos). Se puede tener el resultado en unos 30 minutos. Sólo se detecta infección real en estadios agudos o tempranos.
  • RT-PCR: detecta la presencia de ARN (ácido nucléico) en una muestra de  tracto respiratorio. Un resultado negativo puede ser interpretado como una ausencia de infección activa, pero puede también ser un falso negativo si se ha recogido una muestra insuficiente, o si la muestra fue recogida a principios del período de incubación. 
  • Prueba de anticuerpos: mide las proteínas inmunológicas producidas por el cuerpo específicamente hacia antígenos virales. Los anticuerpos IgM miden de inmediato una  respuesta durante días.  Los anticuerpos IgG miden una respuesta a más largo plazo de semanas a meses. No es seguro si tales anticuerpos son realmente protectores y durante cuánto tiempo.
  • Prueba LAMP: desarrollada por la Universidad de Oxford, puede procesarse rápidamente y sin ser enviada a un laboratorio. Mide el ácido nucleico (ARN) durante la fase aguda de la infección. Es similar a una prueba PCR.


Pasaportes de salud digitales


Saber si un viajero está contagiado o no es clave para facilitar su movilidad. Por eso los pasaportes de salud digitales pueden ser claves para verificar el estado de salud de los viajeros y garantizar así viajes de negocios seguros.


Para que los pasaportes de salud digitales sean una herramienta exitosa, afirma la IATA que deben habilitarlos:

• Los Gobiernos, para verificar la autenticidad de las pruebas y la información de identidad del viajero.

• Las aerolíneas, para brindar información precisa a los pasajeros sobre los requisitos de pruebas y verificar que estos se han cumplido.

• Laboratorios de emisión de certificados digitales,  para ser reconocidos y aceptados por los gobiernos.

• Viajeros, para acceder a información precisa sobre los requisitos de pruebas, lugares de realización de las mismas, vacunación, y comunicar información a las aerolíneas y las autoridades fronterizas.


Desde la perspectiva de un viajero, los datos serán el problema más crítico para la adopción exitosa de pasaportes digitales de salud. Más importante aún, sus datos personales deberán ser protegidos y deberán ser correctos. Además, los pasaportes deberán ser fáciles de usar, para que el viajero pueda asegurarse de que toda su información se ha actualizado y aceptado globalmente.


Hasta la fecha, al menos cuatro aplicaciones diferentes se encuentran en varias etapas de desarrollo:

  • ICC AOKpass: lanzada en junio de 2020 por la Cámara Internacional de Empresa de Comercio (ICC) y los servicios médicos y de seguridad international SOS, con respaldo de la tecnología blockchain. Ya se utiliza para viajar entre Abu Dhabi y Pakistán. 
  • VeriFLY®: producida por la compañía de garantía de identidad Daon, la app VeriFLY está diseñada para ayudar a los viajeros a comprender los requisitos de covid-19 en su destino y agilizar el check-in en el aeropuerto verificando digitalmente que se han cumplido los requisitos. 
  • CommonPass: desarrollada por el Proyecto Commons de la Fundación y el Foro Económico Mundial, con sede en Suiza, permite a los individuos demostrar su estado de salud mientras protegen la privacidad de sus datos. Cathay Pacific y United Airlines ya han probado CommonPass en vuelos desde Hong Kong, Londres, Nueva York y Singapur. JetBlue Airways, Lufthansa, Swiss y Virgin Atlantic se encuentran entre las otras aerolíneas que se han registrado desde entonces en la aplicación, que también cuenta con el apoyo de Airports Council International (ACI), una organización que representa a 2.000 aeropuertos.
  • TravelPass: IATA está desarrollando esta aplicación en asociación con IAG, la empresa matriz de Aer Lingus, British Airways, Iberia, Level y Vueling. TravelPass está en su fase final de desarrollo y debería estar disponible para dispositivos Apple en el primer trimestre de 2021 y para Android a partir de abril. TravelPass mostrará los resultados de la prueba de inoculación, los detalles de las normas de entrada nacionales y las ubicaciones de los centros de pruebas más cercanos. También se vincula a una copia electrónica del pasaporte del usuario para probar su identidad. 



Más allá de los pasaportes de salud digitales, varios países ya han implementado aplicaciones móviles de seguimiento y rastreo para notificar rápidamente a los usuarios de cualquier exposición a la covid-19. Estas apps pueden ayudar a reducir la propagación de la enfermedad, proteger a la comunidad y aliviar la carga sobre los trabajadores de la salud.


El uso de estas aplicaciones suele ser voluntario, pero la obligatoriedad crece, especialmente en Asia, donde los países están comenzando a abrir sus fronteras a visitantes del exterior.


Los corredores de viaje


Al inicio de la pandemia, los corredores de viaje o ‘pasillos’ fueron una herramienta útil para viajar entre dos países con tasas de infección bajas o controladas. Se han utilizado principalmente en Asia Pacífico, pero en España también se establecieron corredores seguros para unir Baleares y Canarias con Europa.


Los viajes por un corredor suelen estar sujetos a reglas y condiciones estrictas, como presentar una prueba negativa de covid-19 o limitar las actividades al mínimo en el destino. La gran ventaja es que, por lo general, se eliminan los períodos de cuarentena para el viajero.


El enfoque común adoptado por la Unión Europea (UE) clasifica a los estados miembros en una escala de cuatro colores según las tasas de notificación de covid-19, pruebas de positividad y tests. Los viajeros que lleguen desde áreas verdes no deben enfrentar restricciones; los de las áreas naranja y roja podrían ser sometidos a cuarentena, autoaislamiento o pruebas de covid-19 antes de viajar o a su regreso. Depende de cada estado miembro decidir sobre las  restricciones aplicadas a los viajeros que llegan de estos países. La información sobre qué estados miembros aplican qué medidas se puede encontrar en el sitio web de Re-open EU.


Los países que figuran en las listas seguras cambiarán a medida que las tasas de infección suban y bajen, por lo que los viajeros deben asegurarse de comprobar el estado de su destino antes de la salida. Los países se pueden agregar o eliminar de las listas de corredores con poca antelación, lo que aumenta la incertidumbre y el riesgo de interrupciones en los viajes. 


Ante la posibilidad de realizarse test rápidos antes de la salida y a la llegada de los viajes, los corredores de viaje podrían perder su atractivo como herramienta útil para permitir y gestionar viajes internacionales seguros.



En conclusión, el comienzo de la vacunación contra la covid-19 es una buena noticia para el sector del business travel, pero es importante tener en cuenta que el impacto real sobre los viajes de negocios no se verá hasta pasados unos meses, cuando un buen porcentaje de los viajeros corporativos se haya vacunado.


Es probable que la vacuna sea un requisito para viajar y, mientras se extiende, los corredores de viaje, los pasaportes de salud digitales, las pruebas y las aplicaciones de seguimiento y rastreo seguirán siendo imprescindibles para garantizar la movilidad segura.


Todo lo anterior exige de una información actualizada y un asesoramiento constante y especializado. Es la propuesta de valor de BCD travel: el smart business travel que nos hace diferentes.


<Volver