Noticias

Los Pueblos más Bonitos de España: nuevas apuestas para el turismo rural en 2021 | #MiércolesViajeros

3/2/2021

De El Bierzo a Canarias, pasando por La Vera, Andalucía o Asturias, te proponemos siete planes viajeros irresistibles para disfrutar del turismo de proximidad.

El turismo rural ha sido una de las grandes apuestas de los últimos meses para escapadas y vacaciones. Cercanía, encanto, seguridad y ausencia de aglomeraciones son algunas de las claves que hacen de los pequeños pueblos destinos perfectos para todo tipo de viajeros.


Cabe esperar que el turismo rural en 2021 vuelva a ganar enteros a la hora de planificar nuestros viajes. Y si hablamos de turismo rural es inevitable hablar de Los Pueblos más Bonitos de España.


Turismo rural 2021: nuevas incorporaciones a Los Pueblos más Bonitos de España


Desde el 1 de enero de 2021 once nuevas localidades han estrenado su pertenencia a la Asociación Los Pueblos más Bonitos de España:


  • Beget, en Girona
  • Molinaseca, en León
  • Baños de la Encina, en Jaén
  • Genalguacil, en Málaga
  • Nuevo Baztán, en Madrid
  • Valverde de la Vera, en Cáceres
  • Agulo, en La Gomera
  • Roncal, en Navarra
  • Bulnes, en Asturias
  • Cudillero, también en Asturias
  • Garachico, en Tenerife


De este modo, son ya 104 las localidades que forman parte de este selecto club en el que se cuida no sólo el patrimonio, sino también la armonía general del municipio, con aspectos como la limpieza de sus calles, la circulación de los vehículos o el esmero en el mantenimiento de sus zonas verdes.


Hoy repasamos algunas de las propuestas irresistibles que estas nuevas incorporaciones nos dejan para disfrutar del turismo rural en 2021.


Molinaseca, destino destacado en El Bierzo


Molinaseca es uno de los pueblos más bellos de la ya de por sí atractiva comarca de El Bierzo.


Entre sus principales joyas patrimoniales encontramos el Santuario de Nuestra Señora de las Angustias, un templo barroco que, según los sabios del lugar, se levanta sobre una ermita del siglo IX; el Puente Romano o Puente de los Peregrinos, una magnífica construcción de sillería con siete bóvedas de luces; la iglesia parroquial de San Nicolás de Bari, otro templo barroco que muestra el prodigio del trabajo de cantería; la Plaza del Rollo, típica plaza empedrada rodeada de casas tradicionales; o la Casa Palacio de Cangas y Pambley.


La visita a Molinaseca merece completarse con un recorrido por algunos de los lugares con más encanto de El Bierzo, como Ponferrada, con su fortaleza templaria y ese otro patrimonio cultural magnífico que es la gastronomía: nada para recuperar fuerzas en mitad del paseo como disfrutar del ‘pinchín’ que se sirve en los bares a modo de pequeña tapa para acompañar las consumiciones.


Una buena experiencia viajera por El Bierzo puede incluir el alojamiento en el Parador de Villafranca del Bierzo, que en su construcción nos recuerda a la cercana Galicia y en su interior nos hace sumergirnos en la más recia tradición castellana.


Baños de la Encina, un legado cultural de 4.000 años


Una escapada a Jaén es un plan de turismo rural perfecto en cualquier época del año; ahora, la incorporación de Baños de la Encina a Los Pueblos más Bonitos de España se suma a los motivos para cruzar Despeñaperros y sumergirse en este oasis de cultura y hospitalidad.


Baños de la Encina es uno de esos lugares donde la historia se asienta y nos permite hacer un viaje en el tiempo: sus orígenes se remontan a más de 4.000 años atrás y eso hace de esta localidad un pedazo de la historia que sentimos en su castillo califal, en su iglesia gótica, en el Concejo con su austeridad blasonada, en sus palacios señoriales o en la belleza barroca del camarín de Jesús del Llano. Cabe destacar que el centro histórico de Baños de la Encina fue declarado Conjunto Histórico-Artístico ya en 1969.


En esta zona de Sierra Morena encontramos tres paradores donde disfrutar de una experiencia viajera única: el Parador de Úbeda, el Parador de Cazorla y el Parador de Jaén.


Y, por supuesto, en cualquiera de las opciones disfrutaremos de una riqueza natural única y una gastronomía de auténtico lujo.


Genalguacil, la magia de ‘los jardines del visir’


En el interior de la provincia de Málaga encontramos Genalguacil, conocido como «los jardines del visir» por la herencia árabe que encontramos entre su paisaje de castaños, encinas y alcornoques.


Entre sus calles paseamos por la calma de las casas bajas encaladas, sobre las que se yerguen monumentos como la iglesia parroquial de San Pedro de Verona, con su torre octogonal barroca con toques mudéjares, y sus más de 120 obras de arte que no sólo pueblan el Museo de Arte Contemporáneo de la localidad, sino que también salpican algunas de sus calles.


A sólo 30 kilómetros de allí podemos extender nuestra visita para disfrutar de la brisa del mar y regalarnos una experiencia viajera premium en el Hotel Bahía, un resort de lujo a pie de playa donde disfrutar de todo tipo de propuestas de bienestar, gastronomía o deporte.


Valverde de la Vera, historia y arte en Cáceres


Valverde de la Vera es uno de los emblemas de la comarca de La Vera, en Cáceres. Está declarado Conjunto Histórico Artístico y en su patrimonio destaca la conservación magnífica de la arquitectura típica de la zona, con muros de piedra en el primer nivel y entramado de madera y adobe para el resto de los pisos.


El centro histórico se articula en torno a cuatro plazas: la Plaza de España, la Plaza de la Fuente de los Cuatro Caños, la Plaza de la Iglesia y la Plaza del Rollo. Y como lugares de visita imprescindible anotaremos el Castillo de los Condes de Nieva, del siglo XIII; la iglesia de Nuestra Señora de Fuentes Claras, de finales del siglo XVI, o el Museo del Empalao.


Para quienes disfruten de la experiencia viajera en Paradores, muy cerca de Valverde de la Vera pueden alojarse en el Parador de Jarandilla de la Vera. Otro alojamiento con encanto e historia es el hotel rural Abadía de Yuste, muy cerca del Real Monasterio de Yuste, donde se alojó y murió el emperador Carlos I.


Nuevo Baztán, un oasis de descanso a un paso de Madrid


Disfrutar del staycation en Madrid ofrece multitud de oportunidades para descubrir lugares mágicos a sólo un paso de la capital.


Uno de ellos es Nuevo Baztán, una villa del siglo XVIII donde se funde el patrimonio histórico barroco con la riqueza natural de su Senda de Valmores y la sabrosa propuesta gastronómica de cordero, queso y verduras de las vegas de la zona.


Nuevo Baztán fue declarada Monumento Histórico Artístico en 1941 y Bien de Interés Cultural en el año 2000. Además, cuenta con el aliciente de que a sólo unos kilómetros de allí podemos completar nuestra visita con la magnífica Alcalá de Henares, donde es muy recomendable alojarse en el Parador.


Agulo y Garachico, dos joyas rurales canarias


En las islas Canarias encontramos dos nuevas incorporaciones a Los Pueblos más Bonitos de España: Agulo, en La Gomera, y Garachico, en Tenerife.


Si viajar a Canarias en invierno siempre ha sido un plan de lo más apetecible, ahora a la propuesta se suma la posibilidad de redescubrir enclaves con encanto como estas dos localidades.


A Agulo se le conoce como «el bombón de La Gomera», así que no es de extrañar que suponga toda una experiencia dulce para el viajero. En la isla, además, encontramos un alojamiento perfecto para recargar pilas: el Parador de La Gomera.


Precisamente desde Agulo se divisa Tenerife, nuestra siguiente parada con encanto. Este pueblo cuenta con un casco histórico de los siglos XVI y XVII perfectamente conservado. De hecho fue declarado Bien de Interés Cultural en 1994. Perderse entre sus calles adoquinadas es un placer para el viajero, que podemos complementar con otras experiencias en la isla, como saborear la magia de un restaurante con estrella Michelin o alojarnos en dos de los hoteles del Grupo Barceló mejor valorados por los clientes: el Royal Hideaway Corales Suites o el Barceló Tenerife.


Bulnes y Cudillero, la magia de un cuento de hadas


Bulnes y Cudillero, en Asturias, son dos de los destinos rurales más mágicos que podemos encontrar.


Bulnes es quizá una de las aldeas más remotas de España. Tanto, que se llega a ella por un canal de alta montaña o por un ‘tren-cremallera’. Allí, a mil metros de altitud, sientes que la naturaleza te envuelve y que respirar te llena de energía.


¿Qué destacar de Bulnes? Todo: su paisaje idílico en plenos Picos de Europa, la delicia de su queso de Cabrales o sus bellas calles empedradas, además de numerosas rutas para los amantes del senderismo o el montañismo.


No se queda atrás en belleza Cudillero, una de las localidades imprescindibles que ver en unas vacaciones en Asturias. Esta pequeña villa marinera conjuga tres culturas: la mariñana (pescadores y agricultores ubicados en la marina), la xalda (aldeanos de los valles interiores) y la vaqueira (pastores que ocupaban las partes más altas de las montañas).


El pueblo marinero, con casas que parecen colgar de la montaña y que la llenan de alegres colores en torno a la bahía, es una de esas estampas que parecen sacadas de un cuento.


¿Ya estás soñando con tu próxima escapada rural para desconectar de todo y conectar contigo? En BCD viajeros queremos inspirarte y hacer de cada viaje una experiencia única, siempre con las garantías de seguridad de una agencia de vacaciones líder. Escríbenos a viajeros@bcdtravel.es y siente la diferencia de viajar con BCD.


<Volver