Noticias

Teletrabajo y salud mental: mejora tu bienestar trabajando desde casa

12/2/2021

El estrés en los profesionales se ha disparado desde el inicio de la pandemia y el uso de ansiolíticos y similares creció un 4% sólo en la primera ola.

De utopía prepandémica a pesadilla en tiempos de covid: el teletrabajo ha sido uno de los cambios que ha provocado el coronavirus y, aunque nos permita ahorrar tiempo o pueda parecer más cómodo, sus efectos en la salud mental son evidentes.


Según un estudio sobre el impacto global de la covid-19 realizado por Cigna, los profesionales españoles que se sienten conectados 24 h –y, por tanto, quemados– ha crecido hasta el 74%, diez puntos más que en enero de 2020. Más de la mitad reconoce que trabajar desde casa no les permite desconectar cuando termina la jornada laboral y un 44% afirma seguir conectado incluso los fines de semana.


Teletrabajo y salud mental: cómo afrontar el desafío


Cuidar la salud mental es una de las premisas que hemos de tener en cuenta para desarrollar el teletrabajo con éxito. 


A la incertidumbre y las dificultades de un momento nunca antes conocido de crisis sanitaria se suman las numerosas restricciones, que traen consigo una crisis económica. Y a todos esos factores externos se añade el inconveniente de convertir el hogar –un espacio íntimo que asociamos a la desconexión de nuestra vida privada– en una oficina. Y a no poder relacionarnos con compañeros, a las dificultades para conciliar con rutinas escolares o a la sensación de no tener siquiera un trayecto habitual en el que poder desconectar con un libro.


Por ello es importante poner en marcha recursos que hagan más ‘amigable’ nuestro día a día de teletrabajo y preparen nuestro espacio y nuestra mente para llevarnos a un estado de bienestar.


Consejos para adaptarse al trabajo en casa


Puede ser difícil adaptarse al trabajo en casa si se está acostumbrado a trabajar en un entorno de oficina, pero la rutina diaria puede ayudar. 


Algunas ideas útiles serían:

  • Estructura tu día para que comiences y termines a una hora determinada si es posible.
  • Encuentra un lugar cómodo para trabajar y considera las buenas prácticas en la zona de trabajo. Prepara tu zona de trabajo correctamente y asegúrate de levantarte con regularidad para estirarte y descansar.
  • No te preocupes si a veces te resulta difícil concentrarte en tus tareas, simplemente resuélvelas lo mejor que se pueda.
  • Asegúrate de mantener una correcta hidratación y una dieta saludable. Esto ayudará a prevenir los dolores de cabeza por deshidratación y los impactos negativos en tu estado de ánimo.
  • Levántate de la silla regularmente. Se recomienda permanecer de pie durante 15 minutos y sentarse los otros 45 de cada hora. 
  • Trata de tener un descanso adecuado para el almuerzo y, si fuera posible, sal al exterior (no hace falta salir a la calle, basta con salir al balcón o abrir las ventanas y descansar la vista de las múltiples pantallas). 
  • Mantenerse conectado puede reducir la sensación de aislamiento. Mantén un contacto regular con tus compañeros de trabajo por teléfono o correo electrónico y participa en videoconferencias online para que podáis seguir viéndoos desde vuestros hogares.
  • Si te encuentras con responsabilidades adicionales como el cuidado de niños debido al cierre temporal de escuelas, habla con tu responsable directo sobre opciones flexibles para asegurarte de que puedas trabajar y cuidar a tus hijos de manera efectiva.



Consejos para reducir la ansiedad


La ansiedad va más allá de nuestra jornada de trabajo. De hecho, el consumo de medicamentos para tratar la ansiedad y trastornos del sueño subió hasta un 4% sólo en la primera ola de la pandemia.


El tratamiento de la ansiedad requiere de la ayuda de un especialista, pero también de un compromiso y un trabajo personal para controlar los pensamientos. ¿Cómo?

  • Programa tu tiempo. Ahora que vida personal y profesional se juntan 24 h al día en casa, es importante organizar el día para que una faceta no fagocite la otra. Agendar todas las tareas, tanto profesionales como personales, ayudará a proteger tu tiempo y a mantener el rumbo.
  • Respira. Controlar la respiración es el primer paso para mantener la ansiedad a raya. Al ser conscientes de cómo el aire entra y sale de nuestros pulmones, paralizamos los pensamientos negativos y producimos una serie de reacciones en nuestro organismo que inmediatamente nos hacen sentir mejor.
  • Limita el tiempo que pasas exponiéndote a las noticias e interactuando con las redes sociales si descubres que aumentan tu estrés o tu preocupación.
  • La situación actual puede resultar abrumadora y puede ser útil ‘replantear’ cómo la afrontas mentalmente. Trata de verlo simplemente como un período de tiempo diferente en tu vida, aunque haya sido inesperado, en lugar de verlo sólo de una manera negativa.
  • Teniendo en cuenta las restricciones de distanciamiento social, intenta tomar un poco de aire fresco saliendo al exterior de tu vivienda.
  • Encuentra formas de relajarte en casa cuando no estés trabajando. Podrías intentar leer un libro o escuchar música que te ayude a desconectar. Los recursos como las aplicaciones de mindfulness y las clases de ejercicios online también pueden ayudar.
  • Comunícate con tu departamento de recursos humanos y busca ayuda y asesoramiento profesional. Tienen mucha información útil, incluso sobre el trabajo desde casa y cómo lidiar con la ansiedad relacionada con el coronavirus.


El Duty of Care en BCD travel va mucho más allá de cuidarte en tus desplazamientos y viajes de negocios: somos la agencia del kind business travel y queremos procurar tu bienestar sea cual sea tu rutina de trabajo. Porque juntos somos más fuertes. 


<Volver