Actualidad - Noticias

Riesgo y oportunidades climáticas: las empresas frente el calentamiento global

16/11/2022

En el marco de la COP27 que se celebra en Egipto desde el 6 hasta el 18 de noviembre, se llevó a cabo una sesión online coincidiendo con el día mundial de la ciencia. En dicha sesión, organizada por la Red Española del Pacto Mundial, se habló sobre el riego y oportunidades frente al calentamiento global en el ámbito empresarial.

En 1992, 154 estados reconocieron la existencia de un cambio climático originado por el hombre y decidieron aunar esfuerzos para poner límite al calentamiento global. Así nació la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) y su órgano de toma de decisiones, la Conferencia de las Partes (COP). Desde su creación los objetivos siguen siendo los mismos: alcanzar acuerdos a nivel internacional y global entre estados y empresas para lograr los objetivos marcados.

En la presentación de la sesión se expuso que aún hay mucho margen de mejora y es un momento crítico que pide actuar ya. Es necesario adoptar medidas inmediatas y ambiciosas para frenar los cambios climáticos a través de las nuevas oportunidades que las nuevas tecnologías ofrecen. El fin máximo es mejorar las vidas de las personas.

El Foro Económico Internacional elaboró un informe con los principales riesgos globales e identificaron los principales: efectos del cambio climático, meteorología extrema, pérdida de biodiversidad, erosión de la cohesión social, subsistencia de parte de la población, enfermedades, daños que los seres humanos provocamos en el medio ambiente, confrontación geoeconómica, crisis de los recursos naturales y crisis de la deuda.

En la sesión se dieron 4 consejos que tener muy en cuenta a la hora de trabajar el riesgo y oportunidades climáticas por parte de las empresas: Describirlos claramente, elaborar una estrategia de actuación, identificarlos y crear o cuantificar indicadores objetivos.


Marco regulatorio actual

También se hizo hincapié en el marco regulatorio existente y próximo con relación al riesgo y oportunidades. Desde la perspectiva regulatoria hay que tener en cuenta cuáles son los objetivos marcados. La ley del cambio climático es la norma fundamental en España que pretende asegurar los objetivos del acuerdo de Paris, que son: mitigación del cambio climático, adaptación frente a los impactos del cambio climático y redirección de los flujos financieros para cumplir los anteriores dos objetivos.

Otro elemento muy importante para determinar de dónde pueden venir los riegos regulatorios derivados del cambio climático es el paquete de medidas “Objetivo 55”. En dicho paquete se identifican las acciones que se van a llevar a cabo para alcanzar el objetivo de reducción de las emisiones de gases efecto invernadero en un 55% de aquí a 2030.

La transparencia de la actividad y desempeño de las compañías, en relación con los riegos que supone para el medio ambiente y la sostenibilidad, puede afectar al buen despeño de la compañía. Esto es una propuesta, pero las empresas deben dar un plus de transparencia y objetividad en la citada materia.


Riesgo de invertir

Por otro lado, los inversores están entendiendo los riegos climáticos de las compañías donde van a invertir como riegos propios de su inversión. Pero ¿cómo impactan los riegos y oportunidades en los modelos de negocio?; ¿cómo realizar una buena planificación estratégica de la gestión de riesgos?; ¿cuál es el impacto o probabilidad de ocurrencia de estos riesgos y oportunidades? Todo pasa por realizar un análisis de riegos en cinco etapas: seleccionar el escenario climático, analizar el riesgo para definir una metodología, evaluación del impacto financiero, dónde quiero llegar u objetivos y definir un modelo de gobernanza.

En definitiva, las empresas deben centrase, teniendo en cuenta el riesgo, en avanzar sobre las oportunidades existentes y con el marco actual como soporte. Deben estudiar las formas de aplicarlas, con el fin de alcanzar los objetivos que limiten el calentamiento global.


<Volver