Noticias

Pousadas de Portugal: una ruta por la historia lusa | #MiércolesViajeros

14/10/2020

Las Pousadas de Portugal invitan a un viaje en el tiempo disfrutando de alojamientos históricos en algunas de las ciudades Patrimonio de la Humanidad lusas.

Portugal es un destino perfecto para aquellos que quieren disfrutar de planes culturales, grandes tesoros paisajísticos, una apetitosa gastronomía y la hospitalidad de unos anfitriones aclamados en todo el mundo.


Si a ello se le suma la posibilidad de alojarse en monumentos como castillos o monasterios cuidadosamente rehabilitados, además de hoteles con encanto, edificios de diseño o complejos en plena naturaleza, la ecuación tiene como resultado Pousadas de Portugal.


Pousadas de Portugal: un viaje en el tiempo


Las Pousadas de Portugal son el equivalente de los Paradores Nacionales en España. Se crearon a comienzos de los años cuarenta con la intención de rehabilitar antiguos edificios históricos y convertirlos en seña de identidad para el viajero. Y todo con un objetivo básico: hacer sentir como en casa a todo tipo de huéspedes.


Hoy en día existen casi cincuenta Pousadas, con cuatro grandes hilos argumentales: las pousadas que ocupan edificios con un gran patrimonio cultural, como el Monasterio de Guimarães o el Castillo de Óbidos; los alojamientos en edificios históricos que han sido renovados con elementos arquitectónicos de vanguardia, como la Pousada de Angra do Heroísmo o la Pousada Mosteiro do Crato; las pousadas en lugares de gran riqueza ecológica perfectas para el ecoturismo, como la Pousada da Ria en Aveiro (construida sobre el agua) o la Pousada de Sagres; y los alojamientos con encanto, como la Pousada de Valença do Minho o la Pousada de Bragança


Descubrir Portugal recorriendo diferentes Pousadas es una idea perfecta para regalarse una escapada en cualquier época del año. Por eso estos paradores lusos proponen seis grandes rutas: el norte de Portugal, Portugal Central, de Lisboa a Oporto, las llanuras del Alentejo, de Lisboa al Algarve y mar y montañas en el Algarve.


Ruta por el norte de Portugal


Los grandes parques naturales y una atmósfera melancólica, profundamente atlántica y llena de romanticismo, son las grandes señas de identidad del norte de Portugal. Allí se encuentran algunos de los pueblos considerados como los más bellos del patrimonio luso.


Para disfrutar de la magia de este enclave, en Pousadas de Portugal recomiendan una ruta de cinco días que incluye estancia en tres alojamientos de fábula:

  • La Pousada Mosteiro Guimarães, un Small Luxury Hotel ubicado en un antiguo monasterio agustino del siglo XII con unas fantásticas vistas de la ciudad de Guimarães, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.
  • La Pousada Caniçada-Gerês, muy cerca del impresionante Parque Nacional Peneda-Gerês, la única zona de Portugal declarada parque nacional. La Pousada se encuentra en un chalé de montaña entre bosques, cascadas de agua cristalina y paisajes de cuento. Un auténtico mirador sobre la presa de Caniçada, en pleno río Cávado. 
  • La Pousada de Viana do Castelo, que ofrece al viajero una de las vistas más impresionantes de todo Portugal. Está situada en lo alto del Monte de Santa Lucía y ofrece panorámicas hacia la montaña, la ciudad, el río Limia, el océano Atlántico y el emblemático templo de Santa Lucía.


Ruta por Portugal central


El mar y las montañas se dan la mano en la ruta por Portugal central. El viaje comienza en Óbidos, donde podremos descansar en la Pousada Vila Óbidos, una auténtica casa tradicional obidense del siglo XVIII que se convirtió en el primer Bed & Breakfast de Pousadas de Portugal.


Desde allí podremos dirigirnos a la Serra da Estrela para disfrutar de sus magníficos paisajes de montaña y probar el Queijo da Serra (típico de la región) o conocer el proceso artesanal de fabricación del pan en el Museu do Pão.


Una vez allí, nada como alojarse en la Pousada Serra da Estrela, proyecto del famoso arquitecto Souto Moura, que recuperó las líneas maestras del antiguo sanatorio de la Serra da Estrela para rehabilitar un edificio en la sierra más alta del Portugal continental.


Ruta de Lisboa a Oporto


Lisboa y Oporto son las dos grandes ciudades de Portugal. Y en el camino entre una y otra encontramos un sinfín de experiencias que conquistarán el alma del viajero.


Pousadas de Portugal recomienda disfrutar de esta escapada en una ruta de siete noches con descanso en tres alojamientos:

  • La Pousada Palácio de Queluz, ubicada en el edificio de la torre del reloj, junto al Palacio Nacional de Queluz, muy cerca de Cascais, Sintra y la capital, Lisboa. Es el lugar perfecto para perderse en la magia de los castillos y palacios de Sintra y las coquetas callejuelas con sabor a mar de Cascais.
  • La Pousada de Viseu, en el centro de Portugal, concretamente en la ciudad de Viseu, capital de la gastronomía en 2019. Se levanta en un antiguo hospital reconstruido y adaptado por el arquitecto Gonçalo Byrne en 2009, que lo convirtió en un icono del paisaje del centro urbano más tranquilo de Portugal. 
  • La Pousada Mosteiro Guimarães, un monasterio del siglo XII construido por orden de la primera reina de Portugal, Dona Mafalda, y declarado de interés público. Los amantes de la botánica podrán disfrutar en su jardín, de 9 hectáreas, ubicado en la ladera de la Penha.


Ruta de las llanuras del Alentejo


La serenidad de las planicies que rodean el río Tajo dotan al Alentejo portugués de una personalidad casi mística. Campiña verde, mieses que se mecen en el viento, playas salvajes… y todo ello con pueblos medievales de gran belleza y una gastronomía digna de reyes.


Para disfrutar de la región hay tres Pousadas verdaderamente especiales:

  • Pousada Castelo Alcácer do Sal, un castillo medieval a sólo una hora de Lisboa, con vistas a las tranquilas aguas del río Sado.
  • La Pousada Convento de Évora o Pousada dos Lóios, ubicada en la ciudad museo de Évora, declarada Patrimonio Mundial de la Humanidad. Este alojamiento está en pleno corazón de esta villa emblemática, entre la catedral gótica de Évora y el templo de Diana, muy cerca de la plaza de Giraldo y del Colégio do Espírito Santo, parte de la Universidad de Évora. 
  • La Pousada do Marvão, en una pequeña villa medieval que permite al viajero disfrutar de una desconexión única en la atmósfera íntima y rústica de sus tradicionales casas de campo. 



Ruta de Lisboa al Algarve


Tomando como punto de partida el ambiente cosmopolita de Lisboa y con el mapa viajero apuntando al sur, una ruta llena de color ya alegría nos lleva de la capital portuguesa al Algarve.


Allí podremos deleitarnos con la magia de dormir en los castillos de Palmela o Estremoz o de descansar en la Pousada Palácio de Estoi, el único palacio de estilo rococó y con jardines afrancesados en el Algarve .



Ruta de mar y montañas en el Algarve


Una vez llegados al Algarve, la zona más meridional del país vecino, ¿qué tal si nos dejamos conquistar por su buen clima, sus acantilados dorados, sus interminables playas, sus agrestes montañas o las bellísimas construcciones de ciudades como Tavira, Faro, Silves o Portimão?


Aquí podremos disfrutar de la belleza de una puesta de sol desde la Pousada de Sagres, con magníficas vistas a las islas de Martinhla, la punta de la Atalaia y la sierra de Monchique, o recrearnos con el descanso en el Convento de Tavira, un edificio del siglo XVI ubicado en pleno centro de la ciudad, un lugar perfecto para disfrutar del Bairro Almóada del siglo XIII o escaparse a una de las más bellas playas del Algarve y regalarse un paseo en barco con avistamiento de aves en la ría de Formosa.


¿Te ha conquistado el recorrido por la historia y el encanto de Portugal? Descubre todas las propuestas de escapadas únicas que tenemos para ti en BCD viajeros. Y recuerda que cuentas con las garantías de seguridad de una agencia de vacaciones líder. Escríbenos a viajeros@bcdtravel.es y siente la diferencia de viajar con BCD.


<Volver