Noticias

Brexit y viajes de negocios: cómo viajar por trabajo al Reino Unido en 2021

28/12/2020

Pasaportes, controles transfronterizos, seguros de salud o roaming son algunas de las principales implicaciones del Brexit.

El próximo 31 de diciembre no sólo acaba un año que ha marcado nuestra historia reciente: también concluye el período de transición previsto para que el Reino Unido abandone definitivamente la Unión Europea (UE).


Así, a sólo unos días del Brexit, son muchos los travel managers y los viajeros corporativos que se preguntan cómo conjugar Brexit y viajes de negocios.


Por ello BCD Travel Research & Innovation aporta claves para entender el impacto potencial del Brexit en el business travel.


Brexit y viajes de negocios: incógnitas por resolver


El Reino Unido salió formalmente de la UE a las 23:00 GMT del 31 de enero de 2020. Sin embargo, se estableció un período de transición de once meses en los que este país, aun sin ser miembro de la Unión, ha continuado respetando las reglas comunitarias y contribuyendo al presupuesto.


Las incógnitas que han rodeado el Brexit durante los dos últimos años no concluyen ahora: la futura relación entre el Reino Unido y la UE depende en gran medida de cómo se aplique efectivamente el acuerdo comercial posterior al Brexit, firmado in extremis.


Cómo viajar al Reino Unido después del Brexit


Viajar a Reino Unido desde la UE, Suiza y el Espacio Económico Europeo (EEE), Islandia, Liechtenstein y Noruega cambiará desde el 1 de enero de 2021. 


Las autoridades británicas han publicado un documento sobre el modelo con el que se operará en las fronteras (con indicaciones concisas respecto al transporte de mercancías). Este documento puede consultarse aquí.


En general, se recomienda a todos los viajeros hacer tres comprobaciones antes de viajar:

  1. Revisar el pasaporte y asegurarse de que está en vigor.
  2. Asegurarse de que el seguro de viaje cubra la atención médica en el extranjero.
  3. Comprobar que se viaja con los documentos de conducción correctos.


Comprobaciones especiales para viajeros de negocios


¿Tendrá el Brexit una incidencia especial en los viajes corporativos? En el caso de los viajeros de negocios, es importante tener en cuenta que, si el propósito del viaje es ofrecer servicios profesionales, pueden existir casos concretos en los que sea necesario presentar documentación extra.


Igual que cualquier viajero del Reino Unido que trabaje en la UE puede tener implicaciones fiscales, los ciudadanos de la UE, Suiza y el EEE también podrían encontrarse en una situación similar. No es descartable que los viajeros de negocios necesiten un seguro de indemnización de sus empleadores o que sea preciso revisar si las cualificaciones profesionales se reconocen en Reino Unido antes de prestar un servicio profesional.


En algunas circunstancias, los viajeros de negocios pueden necesitar un permiso de trabajo. Incluso los viajes de negocios de un solo día pueden requerir autorización previa.


Si bien la situación se volverá más compleja para todos los viajeros europeos, los ciudadanos de la UE, el EEE y Suiza sólo necesitarán verificar los cambios introducidos por un solo país, el Reino Unido, pero los viajeros del Reino Unido se enfrentarán a un desafío más complejo, ya que necesitarán de comprobar si hay variaciones importantes entre 31 países europeos diferentes.


¿Pasaporte o DNI?


Los ciudadanos de la UE, el CEE y Suiza necesitarán un pasaporte válido para cruzar la frontera del Reino Unido, ya que las tarjetas de identificación nacionales no serán aceptadas. Este cambio no entra en vigencia hasta el 1 de octubre de 2021 para viajeros del EEE o Suiza. 


Las tarjetas de identificación nacionales seguirán siendo válidas para la entrada, hasta al menos el 31 de diciembre de 2025, para viajeros que:

• Tengan permiso de residencia en la UE

• Tengan un permiso de trabajador fronterizo

• Sean personal sanitario con permiso S2

• Sean proveedores suizos de servicios.


Controles de fronteras


Una de las implicaciones más directas del Brexit para los viajeros de negocios será el tiempo necesario para los desplazamientos. Dado que volverán a ponerse en marcha los controles fronterizos de terceros países, los viajeros podrán aumentar su tiempo de espera incluso más de una hora en los aeropuertos. 


Esto se debe a que los pasaportes deberán ser examinados y estampados manualmente, aumentando el tiempo de procesamiento de 25 segundos a 40- 45 segundos por pasajero. Los pasajeros deben tener en cuenta tales retrasos, particularmente al hacer conexiones entre vuelos nacionales e internacionales.


Por otro lado, los viajeros que lleguen al Reino Unido también podrían tener que mostrar un billete de regreso o la reserva del mismo, así como confirmar que disponen de dinero suficiente para la duración de su viaje.


Brexit y transporte aéreo


Una pregunta clave para muchos viajeros de negocios es si los vuelos se verán afectados por el Brexit.


A mediados de octubre de 2020, aún no se había acordado un marco legal para que los vuelos sigan operando entre el Reino Unido y la UE desde el 1 de enero de 2021. Sin embargo, dado que ambas partes manifiestan posiciones cercanas respecto a que las aerolíneas deberían mantener los derechos para volar entre el Reino Unido y Europa, parece probable que se llegará a algún tipo de adaptación para evitar cualquier interrupción de los servicios aéreos.


Seguros sanitarios tras el Brexit


En circunstancias normales, todos los viajeros deben asegurarse de tener un seguro de viaje adecuado que incluya suficiente cobertura sanitaria antes de realizar cualquier viaje al extranjero. Dicha cobertura se vuelve más importante a partir del 1 de enero de 2021, cuando la participación del Reino Unido en la tarjeta sanitaria europea (TSE) es probable que haya terminado.


Roaming móvil


Desde junio de 2017, los consumidores del Reino Unido que viajan a la UE y a países del EEE (incluidos Islandia, Liechtenstein y Noruega), y ciudadanos de estos países que visitan el Reino Unido, han sido liberados de cargos adicionales por usar sus teléfonos móviles en el extranjero. 


Según las reglas de Roam Like at Home, se garantizó roaming móvil sin recargo. Los límites de uso legítimo impidieron que los usuarios móviles explotaran estas reglas, por ejemplo, obteniendo una oferta móvil barata en un país y utilizándola para acceder a servicios móviles a largo plazo en otro. Si el Reino Unido y la UE no logran cerrar un nuevo acuerdo, las reglas sobre tarifas de roaming móvil ya no se aplicarán legalmente a viajeros del Reino Unido o visitantes de la UE y el EEE desde el 1 de febrero de 2021. 


Para proteger a sus ciudadanos de cargos inesperados cuando utilicen un teléfono móvil en la UE o en el EEE, el gobierno del Reino Unido ha introducido algunas salvaguardias, pero no está claro si la UE ha aprobado regulaciones similares para proteger a sus ciudadanos cuando viajen al Reino Unido.


Si bien es posible que se permita a los operadores restablecer las tarifas de roaming, no significa necesariamente que lo harán. Vodafone, Three, EE y O2 han indicado que actualmente no tienen planes de reintroducir las tarifas de itinerancia. Para cumplir con este compromiso, los operadores europeos y del Reino Unido deberán cerrar nuevos acuerdos comerciales que permitan que continúe el roaming inclusivo. Tales acuerdos podrían proporcionar una ventaja competitiva, particularmente en países donde hay más de un operador móvil. Y algunas de las empresas más grandes, que tienen presencia directa tanto en el Reino Unido como en el mercado europeo, pueden incluir grupos roaming como parte de su propuesta de servicio.


Incluso sin un acuerdo formal entre el Reino Unido y Gobiernos de la UE, parece tener sentido comercial para que los operadores sigan ofreciendo roaming de forma gratuita. Pero los viajeros de Reino Unido y los europeos aún deben ponerse en contacto con su proveedor móvil de servicios para obtener las últimas actualizaciones sobre su itinerancia de datos  y cargos.


Permisos de conducción


A partir del 1 de enero de 2021, los ciudadanos del Reino Unido deberán llevar con ellos su carnet de conducir de Gran Bretaña o Irlanda del Norte para conducir en el extranjero. 


Los europeos que conduzcan sus propios vehículos al Reino Unido deben llevar una tarjeta verde de seguro u otra prueba válida de seguro, que debe incluir el nombre de la aseguradora, datos identificativos del vehículo asegurado, y el período de cobertura del seguro.



Con no pocas incógnitas sobre la mesa y un panorama incierto, es importante que, antes de viajar a Reino Unido, los viajeros de negocios cuenten con toda la información actualizada. Para ello desde BCD travel recomendamos:



En BCD travel hacemos más fáciles todos los procesos relacionados con tus viajes de negocio. Consulta con tu equipo habitual de agentes expertos y disfruta del smart business travel.


<Volver